Alemania (desde el escritorio)

    “Por absurdo que parezca: quien quiera proteger al capitalismo del colapso tendrá que volver a civilizarlo, es decir, forzarlo de nuevo a tener un sentido de responsabilidad social, conforme con una economía social de mercado. De Gerhard Schröder y Joseph Fischer cabe esperar que no retrocedan ante ese enfrentamiento; porque sólo así se podrán continuar las reformas iniciadas.

    Votaré por los rojiverdes, porque nos han salvado de la guerra y demostrado valor para emprender reformas difíciles y dolorosas, y porque no tenemos nada mejor a la vista. Votaré por los socialdemócratas porque están al lado de los socialmente débiles y saben cómo protegernos de caer en unas relaciones de clase estadounidenses. Además, sé por experiencia lo que significaría que Alemania pasara del rojiverde al negro. Por eso he dejado mi manuscrito en el pupitre y he intervenido como ciudadano en la campaña electoral. Tenemos la palabra. ¡Aprovechémosla!”

Günter Grass, escritor alemán, vía | El País

    “Lo que se dirime el domingo está entre un centro-derecha y un centro-izquierda: y que los votos que iban a dar el dominio a la derecha, según los adicionales rumores y encuestas, se los van retirando y ahora aparece cada coalición con un porcentaje igual. Hay un momento en que todos hablan de problemas populares, y parece que impresiona más la oferta de descenso de impuestos de Schröder que la estabilidad de la señora Merkel.”

Eduardo Haro Tecglen, el niño republicano.

Ayúdanos a compartir este texto