CSI, una alternativa mundial para otro mundo posible

… que afronte los problemas de la globalización; que fortalezca la lucha internacional por los derechos de los trabajadores y contra la pobreza; que asuma la tarea de combatir el hambre, la explotación, la opresión y la desigualdad mediante las acciones internacionales, para una gobernanza democrática que tenga en cuenta los intereses de los trabajadores y trabajadoras, que considera más importantes que los del capital; que centre su actividad en la pelea por el trabajo decente, la promoción de la democracia, la paz…

Así nace la Confederación Sindical Internacional (CSI), como resultado de la fusión de la CIOLS y la CMT, reunidos hoy en Viena en Congreso Constituyente para sumar más de 180 millones de afiliados y afiliadas, con más de 300 organizaciones en 170 países. Mañana es la jornada de clausura y se está barajando la posibilidad de una jornada de acción mundial de los trabajadores y las trabajadoras para “fortalecer la lucha internacional por los derechos de los trabajadores y contra la pobreza”. Pertenezco a ella y, como en cualquier inicio, queda mucho por hacer y todo es posible. Sería un acierto que la CSI se pusiera en marcha con esta anunciada acción.

Ayúdanos a compartir este texto