Ikea, república independiente

«Que sea una empresa con productos a bajo coste no significa que explotemos a nuestros trabajadores, sino que realizamos una buena gestión de nuestros recursos y gastos».

Sabine Nod, jefa de prensa de IKEA en Alemania, multinacional acusada de explotar y espíar a sus trabajadores.

../..

«Ikea exige todo de sus trabajadores: flexibilidad absoluta y esfuerzo físico hasta la extenuación. Estar enfermo no es una opción. Estamos a un nivel similar al de los comienzos del capitalismo»

«Los que padecen alguna enfermedad, los de edades avanzadas y las madres solteras serían los blancos preferidos de este espionaje»

«A los empleados a tiempo parcial, “les retiran las cartillas de la seguridad social para impedir que puedan buscar un segundo trabajo”».

«El comité de empresa es considerado el ‘adversario’ para los cargos medios, a los que se les imparten seminarios centrados en cuestiones jurídicas, que les enseñan cómo actuar contra los representantes sindicales».

Christina Frank, del sindicato ver.di (2,5 millones de trabajadores afiliados).

La multinacional aclara que son “casos aislados”. La dirección de Lidl también hacía referencia a “esa casualidad”. La locomotora alemana parece haber abierto la caja de los truenos en empresas significantes social y económicamente.

Ayúdanos a compartir este texto