Piratas somalíes

La guerra del coltan dura casi treinta años, y pese a que ha costado cuatro millones de muertos las naciones “civilizadas” tan solo han enviado al Congo a un puñado de “Cascos Azules” que es mas lo que incordian que lo que ayudan. Sin embargo, en cuanto los piratas somalíes han comenzando a atacar los intereses de países ricos, y pese a que la cifra de víctimas mortales no llega a la docena, ya se encuentran allí representantes de la mitad de las armadas del planeta, mientras los dueños de los barcos contratan patrulleras yemeníes por quince mil dólares diarios o a grupos de mercenarios tan brutales o mas que los piratas.

En cierta ocasión aseguré que el éxito o el fracaso de un invento no depende de a quien beneficia, sino de a quien perjudica y me temo que nos enfrentamos a un problema similar.

En la sociedad actual la comodidad de los mil pasajeros de un crucero pesa mucho más que la vida de millones de mujeres y niños africanos.

Seguir leyendo a Alberto Vázquez-Figueroa

Ayúdanos a compartir este texto