Reducir las prestaciones por desempleo con un trabajo decente

La primera respuesta a la movilización sindical del pasado día 12 de diciembre, para “que no se aprovechen de la crisis” y “por el diálogo social”, ya está encima de la mesa”: “La CEOE pide reducir las prestaciones por desempleo“. Sus argumentos:  para “no trasladar a la gente el mensaje de tomárselo con calma”, ya que ello puede “condenar a un paro perpetuo”. Además, rematan su mensaje diciendo que “estas prestaciones y el tiempo de percepción son más elevadas en España que en otros países”.

Veamos la realidad. La situación de la gente que se encuentra en desempleo, no es precisamente de calma: a la personas que está desempleada le gustaría disponer de un trabajo decente. La cuantía media (en bruto) es de 27,82 euros, lo que supone al mes 834,6 euros. Según la patronal, ¡las gentes se lo toma con calma!. El tiempo máximo, en el mejor de los casos, son dos años. Imagino que cuando hablan de que son muy elevadas que respecto a “otros” países, lo hacen para compararnos con quienes no tienes prestaciones, que a su vez va contra la lógica europea.

¿Qué se esconde entonces tras esta propuesta?. En mi opinión, dos cuestiones: lanzar un globo sonda a la opinión pública de cara a la negociación de la próxima reforma laboral, con el objetivo de que los trabajadores y las trabajadoras estén más disponibles y “sin líneas rojas”;  y dos, la reducción de sus cuotas a este objeto. Las empresas pagan ente un 5,5 y un 6,7 a la amortización de este derecho de los trabajadores y las trabajadoras.

Más que seguir proponiendo lastimar derechos en base a viejas recetas, les propongo que ofrezcan un trabajo decente y verán cómo se reducen no sólo las prestaciones, sino la relación de personas que se encuentran en situación de desempleo.

Ayúdanos a compartir este texto