Trabajo decente para una vida digna

309 acciones en 86 países configuran la Jornada mundial por el trabajo decente convocada, por tercer año consecutivo, por Confederación Sindical Internacional. Las tres principales exigencias del movimiento sindical mundial son:

– El crecimiento y unos puestos de trabajo decentes, y no medidas de austeridad, resultan esenciales para superar la crisis y poner fin a la pobreza;
– Unos servicios públicos de calidad son fundamentales para llevar una vida decente y no deben ser recortados en aras de la consolidación fiscal; y
– El sector financiero ha de pagar por el daño que ha causado y ponerse al servicio de la economía real y responder a las necesidades humanas reales.

Una cita esta,  la de exigir trabajo decente para una vida decente, que a la vista de las acciones entre un año y otro, va perdiendo fuerza en todas las latitudes, pero sobre todo aquí en España donde apenas tiene repercusión en CCOO y UGT, ahora que tanta falta hace.

Ayúdanos a compartir este texto