Sadismo

Los medios de comunicación son el mejor termómetro de la decadencia y destruccion de nuestro mundo. Por un lado nos muestran el hambre, las desgracias, las guerras, las plagas y el dolor de quienes no pueden pagar sus hipotecas.

Del otro, incluso en la misma página, nos bombardean con anuncios de coches de lujo, botellas de vino que cuestan lo que gasta una familia en todo un mes, relojes de oro y brillantes, cocineros que preparan platos exoticos y sofisticadas mujeres semidesnudas o cubiertas de joyas.

Con tal comportamiento, en cierto modo sadico, no es de extrañar que aquellos que estan pasando apuros por culpa de una crisis que crearon los poderosos se vayan alejando día tras día de unos medios de cominucación que se complacen en hurgar en la herida de su impotencia.

Alberto Vázquez-Figueroa desde su blog.

Ayúdanos a compartir este texto