Implicaciones de la reunión del G39

Apenas faltan un café para que comience la reunión de Rodríguez Zapatero con la crem de la crem de los poderes empresariales de este país. Que el Presidente del Gobierno pueda reunirse con quien quiera no está en discusión, pero sí debe de quedar claro y transparente que por el contexto de crisis económica y sobre todo por el fracaso en el diálogo social, este encuentro tiene una visión política que pudiera aproximarse a:

1. El repliegue de la política a los intereses corporativos de determinadas empresas.

2. El reconomiento de un potente lobby compuesto por un grupo de 39 grandes empresas (G39).

3. En poner más trabas a la recomposición del malogrado diálogo social entre CEOE-Cepyme, CCOO y UGT.

4. Es la convocatoria de las todopoderosas 39 empresas. Y surge una pregunta: ¿quién paga la factura?.

Actualización. Según constatan diferentes medios de comunicación, el G39 ha exigido al Gobierno firmeza y “que no le tiemble el pulso en las reformas” de pensiones, negociación colectiva, sector financiero… y Zapatero ha “prometido a los empresarios acelerarlas“.

Ya me queda más claro quienes pagan la factura.

Ayúdanos a compartir este texto