Egipto: traición a los jóvenes

Robert Fisk | Vía @lajornada

Revolución traicionada. El ejército egipcio se colude ahora con la odiada Hermandad Musulmana para producir, bueno, un nuevo Egipto que se parece mucho al viejo, ya sin Mubarak y la mayoría de sus esbirros (no todos), pero que conserva intactos los corruptos privilegios militares a cambio de permitir que los barbudos compartan el poder.

Fuera del cuadro quedan los jóvenes revolucionarios seculares que en verdad combatieron en las calles a los esbirros de Mubarak y los echaron de ellas para librarse del dictador de 83 años.

El cuadro es sombrío: la primavera árabe transformada en el eterno otoño árabe. Y el único pan y circo para dar a los jóvenes egipcios que demandaban dignidad a cambio de su valor será la vista del viejo león, agotado y todavía incrédulo, en su jaula de hierro en el centro de convenciones de El Cairo, este miércoles.

Más…

Ayúdanos a compartir este texto