El mundo del trabajo ante la cumbre del #G20

Another world is

Declaración de la Agrupación Global Unión a la cumbre del G20 en Cannes, Francia los días 3 y 4 de noviembre de 2011.

Los Líderes del G20 se reúnen en Cannes en un momento en que la crisis financiera, económica y social que afectó a gran parte de la economía mundial en 2008 entra en una “nueva fase peligrosa”. El crecimiento económico se está desacelerando en casi todos los países y, en los países industrializados, la incipiente recuperación de 2010-2011 ya se ha desvanecido. Las proyecciones para el crecimiento en los países del G7 auguran solamente el 0,2% para el último trimestre de 2011. Se prevén caídas del PIB en las principales economías de la zona euro.

Las economías emergentes y en desarrollo, donde el crecimiento había sido más rápido, también están en desaceleración. Mientras tanto, el desempleo mundial sigue afectando a más de 200 millones de personas, es decir, 27 millones más por encima de su nivel previo a la crisis. Además, la desaceleración del crecimiento amenaza con incrementar los 84 millones de personas que ya se encuentran en situación de extrema pobreza desde que empezó la crisis. Los mercados financieros ahora son presa del pánico a causa de la falta de crecimiento. Los intentos por reducir a corto plazo el déficit público sólo conseguirán deprimir aún más el crecimiento y se corre el riesgo de que varias economías del G20 caigan de nuevo en una renovada recesión con consecuencias económicas, sociales, e inclusive políticas, devastadoras.

El desempleo representa ahora la mayor amenaza para la recuperación. Las estimaciones de la OCDE y de la OIT indican que para 2015 deben crearse 21 millones de empleos cada año solamente para volver a las tasas de empleo anteriores a la crisis. Incluso antes de que la recuperación se estancara, era claro que el crecimiento mundial era demasiado débil como para hacer posible esta tasa de crecimiento del empleo. Ahora, el G20 se encuentra ante una emergencia a gran escala del empleo, con la probabilidad de un renovado aumento del desempleo. Desde que empezó la crisis, el incremento del desempleo ha afectado particularmente a los jóvenes. Y a la par del aumento de desempleo de larga duración, el elevado desempleo juvenil amenaza con debilitar el potencial de crecimiento a largo plazo. La desaceleración del crecimiento y el aumento del desempleo, combinado con la creciente desigualdad en los ingresos en la mayoría de los países del G20 durante la década que precedió a la crisis, amenazan la recuperación, debilitan el crecimiento a largo plazo e incrementan el riesgo de una explosión social de gran magnitud así como de la inestabilidad política.

La Agrupación Global Unions hace un llamamiento a los Líderes del G20 en Cannes para que envíen un firme mensaje de confianza a las familias trabajadoras, no sólo a los mercados financieros, rompiendo el círculo vicioso de la inseguridad en el empleo, los bajos salarios, el freno al consumo y la obstrucción a la inversión. Ahora se requiere incrementar el empleo para restablecer el crecimiento, y no solamente el crecimiento para restablecer el empleo.

Instamos a los Líderes del G20 a adoptar un plan de cuatro puntos para el empleo y la recuperación que no solamente frene la crisis sino que configure un mundo posterior a la crisis que sea económica, ambiental y socialmente justo y sostenible. El G20 debe:

• Cumplir su compromiso de Pittsburgh de situar “el empleo de calidad en el epicentro de la recuperación” mediante el establecimiento de objetivos de empleo diferenciados pero coordinados para los países del G20 como parte del proceso de evaluación mutua, y que incluya medidas inmediatas de programas de infraestructura que requieran trabajo intensivo, la inversión en empleos verdes y programas del mercado de trabajo para incrementar las cualificaciones.

• Transformar la agenda de políticas estructurales para fortalecer las instituciones del mercado de trabajo, el diálogo social, la negociación colectiva, la negociación y establecimiento por ley de salarios mínimos y apoyo a la renta para la población de bajos ingresos con el fin de reducir la desigualdad del ingreso. Asimismo, debe incluir un pacto para el empleo de los jóvenes.

• Avanzar en las conclusiones de los Ministros de Trabajo del G20 en París para establecer un fondo de protección social respaldado por una financiación adecuada en función de los niveles de desarrollo.

• Implementar rápidamente las reformas al sector financiero que se acordaron en la Cumbre del G20 en Londres, pero que nunca se han puesto efectivamente en práctica, e ir aún más lejos para reestructurar efectivamente a los grupos financieros que se han vuelto demasiado grandes como para quebrar, así como establecer una tasa sobre las transacciones financieras.

Ayúdanos a compartir este texto