Actividades ilegales, ética y PIB

El cambio metodológico para el cálculo del Producto Interior Bruto (PIB) hará incrementar este indicador hasta un 4,5% al sumar prostitución, drogas y algún que otro cambio. A efectos economicistas, producirá una rebaja de la ratio de déficit (unas tres décimas) y de deuda pública. Un polémico cambio con un clarísimo componente moral. Desde ese prisma, he buscado una serie de artículos de opinión que comparto.

¿Prostitución y tráfico de drogas como signo de riqueza? | Alejandro Inurrieta @inurrieta

Esta cuantificación de las actividades delictivas, algo muy en línea con las tesis del fallecido Nóbel Becker, choca con la ética y debería ser objeto, en primer lugar, de un profundo desprecio social, y nunca ser utilizado como si fuera una actividad económica más. De hecho, se instó a terminar la investigación abierta en el tema de la trata de mujeres en el Congreso, antes de publicar estos datos, que, en cualquier caso, están sujetos a un margen de error notable.

Sin transparencia, con un grado de ocultismo en las fuentes inaudito, sin cuantificar el efecto concreto sobre el PIB de las actividades delictivas, así saldrán las nuevas cifras del PIB en septiembre. Esperemos que alguien ponga luz a tantas preguntas, y especialmente deseamos muchos que estas actividades, que tanto dolor causan, no se banalicen y se conviertan en una rúbrica más de la riqueza de un país.

Conocernos mejor | Soledad Gallego-Díaz

…ahora vamos a poder compararnos con los otros países europeos: ¿dónde hay más contrabando? ¿Y burdeles? El INE suele actualizar las estadísticas trimestralmente pero parece que en el caso de las actividades ilegales lo hará solo de año en año. Es una pena porque permitiría ver cuáles son las temporadas más productivas. ¿Navidades? ¿El verano, con la llegada de los turistas? Está muy bien que nos conozcamos cada día un poco mejor.

¿El IVA en la prostitución? | Ana Noguera @AnaNogueraMonta

¿Hasta dónde está el límite de nuestra moralidad a la hora de recaudar caja?

PIB, trata de seres humanos y acuerdos internacionales | Fernando Rueda @FernandoRuedaK

En realidad: ¿Cuál es el verdadero sentido? ¿Es para maquillar las cifras de déficit? ¿Para tener un conocimiento cabal y aséptico de su importancia económica? ¿Para buscar mejores formas de combatirlas?

Nuestra forma de observar la realidad social está cada día más distorsionada. Estas actividades económicas están asociadas a la miseria humana. En realidad, la falta de libertad, (dependencia, esclavitud, explotación sexual) está en el trasfondo de estas actividades.

Nos ocupamos ahora de medir su impacto económico y cumplimos aquí con nuestras obligaciones internacionales. Tiene gracia.

El PIB: un arma cargada de futuro | Santiago Lago @SantiagoLagoP

…con cambios como éste se introducen efectos perversos en la gestión pública y se ponen en cuestión algunos índices muy relevantes. Sobre lo primero, puede llegar a resultar que sea lo mismo a efectos de promoción del PIB hacer la vista gorda con el narcotráfico en las costas gallegas que esforzarse por captar inversiones foráneas. Sobre lo segundo, los objetivos de déficit y deuda pública en términos de PIB solo tienen sentido si ese PIB sintetiza la capacidad de un país para soportar desequilibrios presupuestarios. El PIB que no tributa no contribuye a ello.

PIB, Putas y Ladrones | Miguel Lorente @Miguel__Lorente

Da la sensación que para algunos el “bienestar” significa “estar bien”; y qué mejor para “estar bien”, deben pensar desde esos planteamientos, que estar en los brazos de una meretriz y bajo los efectos placenteros de alguna sustancia cautivadora… Puede parecer una broma, pero el planteamiento es bastante  peligroso por su significado y por sus consecuencias. Pues bajo la idea de que “todo suma” se llega a la conclusión de que “todo vale”, y así pasamos de un “Estado del bienestar” a un “Estado de beneficencia” donde sólo pueden los que tienen, y a los que no tienen se les deriva a la caridad y a la ilegalidad, y de ese manera hacerlos más culpables.

Un país debería avergonzarse de su delincuencia y de la prostitución alimentada a través de la trata de mujeres explotadas laboral y sexualmente, no presumir de ellas. Sabíamos que las mafias internacionales y la criminalidad organizada estaban cambiando el tráfico de armas por el tráfico de drogas y personas, pero no pensábamos que se llegaría hasta este punto.

Ayúdanos a compartir este texto