A la huelga por decencia #14N

1.- La decisión de apoyar e implicarme en una huelga general, es parte de la toma de conciencia individual ante una realidad y una problemática colectiva, ejerciendo con ello, un derecho legítimo y legitimado.

2.- Más allá de compartir las razones, que las hay, con sólo mirar el entorno personal y el ambiental (mi barrio, por ejemplo), podemos comprobar las magnitud del dolor provocado por unas políticas antisociales y de recortes que, además, han fracasado no resolviendo las mayores aspiraciones de la gente: empleo, servicios públicos de calidad, cooperación, igualdad, etc.

3.- Estas políticas aprobadas por el Gobierno de España, y con un seguidismo mayoritario de los gobiernos autonómicos, sitúan a la persona en un plano secundario. Solos los factores económicos —la ciencia más inexacta— están siendo primados y puestos de relevancia en la gestión de la plaza pública, en la gestión de la polis.

4.- Los desequilibrios y las desigualdades se acentúan, los males sociales se agudiza; el reparto de las cargas para atajar las soluciones basculan hacia la parte que menor responsabilidad ha tenido en el origen de esta crisis integral.

5.- Con todo ello, la política se debilita. Mas que porque los centros de decisiones se alejen de la ciudad, porque la política se desentiende de las soluciones reales que la gente necesita. El desapego es mayor y la desconfianza crece cuando se debilita la relación entre representados y representantes. La política como solución, se desliza por una pendiente peligrosa, camino de convertirse en un problema mayor.

6.- Es un momento para expresar nuestra solidaridad. Desde lo global, con un llamamiento a la movilización de todas las trabajadoras y los trabajadores europeos, a lo local en mi centro de trabajo. De los que estamos trabajando, por los que no pueden hacerlo aunque quieran. De solidaridad efectiva entre generaciones. De solidaridad manifiesta y manifestada. Es una tarea común de todos y para todos.

7.- Es el momento de la ciudadanía. El modelo laboral y social esta en juego y tenemos que defenderlo. Ayer compré lo de mañana, avisé al colegio de que mi hijo y mi hija no irán a clase. Participaré en un piquete informativo; llevaré cámara de fotos, mi teléfono móvil y mi tableta para contar con texto, con imágenes y con vídeo todo cuanto suceda a mi alrededor. Por la tarde, acudiremos a la manifestación, junto a milles de personas en la ciudad, en todo el estado, en toda Europa.

8. Aspiro a vivir en una sociedad más acorde con lo que Avishai Margalit denominó como sociedad decente “aquella cuyas instituciones no humillan a las personas sujetas a su autoridad, y cuyos ciudadanos no se humillan unos a otros.”. Voy a la huelga por decencia.

Ayúdanos a compartir este texto

Nos dejan sin futuro. Hay culpables. Hay soluciones #14N #CumbreSocial

Declaración de la IV reunión de la Cumbre Social.

Las políticas de ajuste han fracasado. Europa se ha equivocado en esta crisis. Y España se ha equivocado acatando las políticas europeas. Solo desde la más absoluta ceguera, desde el más completo cinismo, o desde intereses encubiertos podría negarse el fracaso de unas políticas certificado por datos económicos de todas las procedencias, y respecto a todos los campos de la economía, la justicia social y el bienestar público.

Las políticas de ajuste han inducido —especialmente en algunos países del sur de Europa— un estado de máxima gravedad, en la economía, la sociedad yla democracia. Los dirigentes políticos, y de manera singular, los españoles, han generado una situación que es más que injusta; responde a una conducta indecente, porque provoca de forma programada la progresiva eliminación del derecho del trabajo, el empobrecimiento masivo de la población y el desmantelamiento de los mecanismos y redes de protección social que esa misma población paga con sus impuesto, (un cuarenta por ciento menos de presupuesto en servicios sociales este año para ocho millones de personas, un veinte por ciento más que el año anterior, en un proceso de degradación en el que destaca la demolición encubierta de la Ley de Dependencia), es una conducta repulsiva que debe ser debidamente denunciada y merecedora de una movilización contundente.

Sí, hay alternativas. Las políticas de ajuste económico deben ser sustituidas de forma urgente por otras destinadas a fomentar el crecimiento económico y la creación de empleo. Los últimos años son la prueba más evidente de que no se puede reducir el déficit sin crecimiento económico y sin creación de empleo.

Las organizaciones integrantes de la Cumbre Social (@SocialcumbreS) consideramos que las políticas que estamos sufriendo merecen de una respuesta general y contundente; por eso respaldamos a las organizaciones sindicales en la convocatoria de una Huelga General con la que exigir al Gobierno de España un cambio radical en sus políticas para que éstas apuesten por el crecimiento económico, la creación de empleo, la restitución de los derechos laborales eliminados por la reforma laboral, así como de los servicios y prestaciones públicas, y por una ambiciosa reforma fiscal basada en la equidad y la suficiencia, para que el Estado disponga de los recursos necesarios que demandan las políticas públicas.

Estamos ante un conflicto que no es únicamente laboral. Las consecuencias de las políticas que se están llevando acabo perjudican a toda la sociedad; solo se salvan, o incluso medran con la crisis, las élites económico-financieras, por tanto toda la sociedad está llamada a implicarse en la movilización. No olvidemos, por ejemplo, a los profesionales y trabajadores autónomos del sector agrario, hombres y mujeres del campo, que conforman un modelo social de agricultura, vital para garantizar la sostenibilidad alimentaria y del medio rural, y que está siendo desmantelado como consecuencia de los recortes indiscriminados y la aplicación de políticas favorecedoras de los mercados especulativos.

Respaldamos asimismo, que esta huelga general forme parte de una movilización conjunta de los trabajadores europeos contra los gobiernos e instituciones que instrumentalizan la Unión Europea y pretenden dividir a sus ciudadanos con egoísmos tan primarios como falsos: saben los ciudadanos de cualquier rincón de Europa que hay más garantías de empleo, protección social y calidad e vida en la cooperación con sus vecinos que en la ruina de los mismos.

Exigimos del Gobierno español, a los dirigentes políticos de nuestro país, y al conjunto de las fuerzas políticas que combatan el descrédito en el que está anegada la vida pública español, actuando de manera democrática frente a los problemas que afectan a los ciudadanos españoles. No aceptamos que el desempleo, la rebaja salarial generalizada, el empobrecimiento masivo, la exclusión social o la eliminación de servicios públicos sea la única política frente a la crisis, porque no lo es.

Si no actuamos para cambiar esta tendencia, la situación continuará empeorando. Es insostenible un país con el veinticinco por ciento de su población en desempleo, y sin perspectivas de futuro. Frente a ese determinismo inaceptable nos hemos movilizado, y seguiremos haciéndolo con la convocatoria de esta huelga general.

Twitter: @SocialcumbreS | @hg14n | #14N |

Ayúdanos a compartir este texto