Violencia contra la mujer: la respuesta mundial #8demarzo #8marzo

 

La violencia de género es la violación más generalizada y persistente de los derechos humanos que se manifiesta en todos lados, desde la violencia doméstica y la violación hasta la mutilación genital, los crímenes de honor y la trata infantil.

Vía @equaltimes

Ayúdanos a compartir este texto

La brecha salarial de género no ha cambiado en 10 años #8demarzo

- En todo el mundo, las mujeres cobran en promedio un 18% menos que los hombres.

- El nivel más bajo de ingresos y la brecha salarial más importante se registran en el servicio doméstico.

- El mayor grado de ‘brecha salarial de género no explicada’, atribuida a prácticas discriminatorias, se encuentra en Chile, Sudáfrica y Argentina.

- La mayor diferencia salarial entre hombres y mujeres la encontramos en Asia.

- Una nueva clasificación en base al sector industrial sitúa a las trabajadoras del hogar con la brecha salarial más importante.

- Las mujeres en sectores sindicalizados tienen menos probabilidades de sufrir discriminación.

- En los sectores con mayor presencia de hombres, como la construcción, la brecha salarial de género es menor, a causa del reducido número de mujeres que trabajan en ese sector y al hecho de que suelen tener un nivel relativamente alto de formación.

- Una ‘penalización por hijo’ contribuye a mantener los salarios de las mujeres a un nivel más bajo, afectando particularmente a las mujeres de entre 30-39 años

Son algunas conclusiones del informe”Detenida en el tiempo: La brecha salarial de género no ha cambiado en 10 años

Ayúdanos a compartir este texto

Denuncia y solidaridad en la declaración de la Marcha Mundial de las Mujeres #8demarzo

Este 8 de marzo, nosotras, las mujeres de la Marcha Mundial de las Mujeres, seguimos marchando, resistiendo, y construyendo un mundo para nosotras, los otros, los pueblos, los seres vivientes y la naturaleza. Estas acciones continúan enfrentándose a los embates del paradigma mortal del capitalismo con sus falsas salidas a las crisis y de una ideología fundamentalista conservadora.

Vivenciamos un crisis del sistema capitalista, racista y patriarcal que, para sostenerse, impone brutales “medidas de austeridad” que obligan a nosotras, los pueblos, a pagar por una crisis que no hemos provocado: son recortes presupuestarios de todos los servicios sociales, disminución de salarios y de pensiones, estimulo a guerras y avance de la mercantilización de todas las esferas de la vida. Nosotras las mujeres pagamos el precio más alto: somos las primeras que seremos despedidas y que, además de las tareas domésticas más habituales, somos obligadas a asumir las funciones antes cubiertas por los servicios sociales. Tales medidas cargan el peso de la ideología patriarcal, capitalista y racista y son expresión de políticas de incentivo para que volvamos a la casa, que estimulan además el avance de la prostitución y la venta de las mujeres, el aumento de la violencia contra nosotras, el trafico y las migraciones.

Denunciamos la continua imposición de acuerdos de libre comercio, que intentan transformar los bienes comunes como la salud, la educación y el agua en mercancías, y generar un mercado de explotación de la mano de obra barata en los países del sur. Rechazamos la cultura del consumo que va empobreciendo más las comunidades, generando dependencia y exterminando las producciones locales.

Nos solidarizamos con las mujeres en lucha en Europa, especialmente en Grecia pero también en Portugal, Galicia, Estado Español, Italia y Macedonia, que se están organizando para resistir la ofensiva neoliberal y retrógrada promovida por las instituciones financieras y políticas, y sus propios gobiernos, a servicio de intereses de las corporaciones transnacionales. Nos solidarizamos también con todas las mujeres del sur que enfrentan hambrunas, empobrecimientos, esclavitud laboral y violencia pero que siguen construyendo su resistencia.

Sigue leyendo

Ayúdanos a compartir este texto

El tiempo de la igualdad

El 8 de marzo debería llamarse el Día en el que Dejan en Paz a las Mujeres, porque ser mujer a veces agota. Me imagino un solo día en el que las mayores de 18 años nos alejamos del mundanal ruido y llegamos a un universo paralelo, se me ocurre un polideportivo como los que adecuan ante el peligro inminente de alguna catástrofe natural. Un tiempo excepcional en el que poder charrar sin mirar de reojo el reloj, en el que poder leer sin sentirse culpable por no haber tendido la ropa, en el que dejar de cuidar.

Todas sabemos que no podría durar mucho, no solo porque los sueños terminan con el primer rayo de luz que entra por la rendija de la ventana, sino porque seríamos incapaces, no sé si por nuestra naturaleza o porque le ponemos voluntad. Así que solo nos queda una salida: compartir la carga para que sea más ligera y nos permita inhalar profundamente el aire y respirar tan fuerte que traigamos el mundo de esta parte.

descubre tu valor
ama sin miedo a la soledad
pacta tu relación

busca cada día ser feliz,
aprendiendo a cuidar también de ti
sin olvidar que solo puedes hacerlo
con los demás
desde las demás,

mujer trabajadora

Ayúdanos a compartir este texto

Vivir con inseguridad económica: mujeres y trabajo precario

Presento el informe que acaba de hacer público la CSI con motivo del día internacional de la mujer trabajadora. Este documento:

1.- Hace hincapié en una segunda oleada de impactos en el empleo que afecta en particular a las mujeres y que apenas queda reflejada en las estadísticas oficiales y en las políticas de los Gobiernos.

2.- Cada vez hay más mujeres sin empleo y sin seguridad económica y siguen disminuyendo sus salarios.

3.- Se acentúa la existencia de una segunda oleada de impactos de la crisis para las mujeres, que no está suficientemente reconocida.

4.- Subraya el boom del trabajo precario e informal en prácticamente todos los países: las mujeres son las más afectadas por estas tendencias de los mercados laborales y subraya que la sobrerrepresentación de las mujeres en las formas de trabajo inseguro socava sus derechos, se perpetúa las desigualdades de género en las sociedades y sofoca las posibilidades de progreso económico sostenible.

5.- Cuestiona la asunción generalizada según la cual el incremento en la participación de las mujeres en el mercado laboral les ha proporcionado suficientes medios para garantizarles una seguridad económica.

6.- Sostiene que los indicadores estándar y los datos utilizados para medir los adelantos en los mercados de trabajo no captan hasta qué punto las mujeres están siendo arrastradas a una creciente inseguridad económica. A lo largo de las últimas décadas, millones de mujeres han sido empujadas a una vulnerabilidad financiera que desestabiliza su presente y su futuro. En muchos casos no hay datos sobre la situación concreta de las mujeres.

La lucha por la igualdad, es hoy más necesaria; es hoy un “lugar común” en el que vale la pena esforzarse todos los días.

Ayúdanos a compartir este texto

El #8demarzo conversado en #twitter…

Ayúdanos a compartir este texto