El trabajo en el mundo #7OCT

Estudio de la OIT que analiza la situación mundial del empleo, cinco años después del comienzo de la crisis financiera mundial. Publico la parte que examina a España.

El nivel de empleo en España es aproximadamente el mismo que hace una década y el desempleo ha alcanzado un récord histórico…

El empleo en España disminuyó en 322 mil personas en el primer trimestre de 2013, lo cual supone 16,6 millones de personas, un nivel ligeramente inferior al del primer trimestre de 2003 (16,9 millones). Al mismo tiempo, la población activa creció desde 19,2 millones en 2003 a 22,8 millones en 2013 (INE).

En el cuarto trimestre de 2012, la tasa de desempleo llegó al 26%, es decir, 3,1 puntos porcentuales por encima del valor de un año antes, lo cual supone uno de los mayores incrementos registrados en Europa con la excepción de Grecia. Los últimos datos disponibles para España muestran una tasa de desempleo aún mayor para el primer trimestre de 2013, un 27,1%, con lo que el nivel de desempleo alcanza un récord histórico ligeramente por encima de los 6 millones de personas.

El desempleo afecta en especial a aquellos trabajadores más vulnerables, como los jóvenes y los inmigrantes. La tasa de desempleo juvenil (16 a 24 años) ascendió hasta situarse en el 57,2 por ciento en el primer trimestre de 2013 y la correspondiente a trabajadores extranjeros llegó al 39,1 por ciento. Asimismo, el 46,8 por ciento de los desempleados han permanecido sin empleo durante un periodo superior al año.

En términos de la calidad del empleo, España tuvo un 22,1 por ciento de trabajadores con contrato temporal en el primer trimestre de 2013, uno de los valores más elevados de Europa. Más del 90 por ciento del empleo temporal en España es de carácter involuntario.

Sigue leyendo

Ayúdanos a compartir este texto

Propuestas del FMI y la OIT para favorecer y #CrearEmpleo

Fondo Monetario Internacional • FMI

■ Profundizar en las relaciones laborales tocando la flexibilidad interna: modificación de las condiciones de trabajo, dejando de negociar convenios que finalicen y utilizando procedimientos de descuelgue.
■ Caminar hacia un contrato único, lo que llaman atender la dualidad,  “alineando” los costes de despido para que se incremente la antigüedad. Reducir las modalidades de contratación, ampliar el uso del nuevo contrato permanente y reducir el margen de interpretación judicial de los despidos objetivos.
■ Mejorar los servicios públicos de empleo para facilitar casar oferta y demanda. Reducir los costes de contratación, incluida las cotizaciones, para jóvenes y trabajadores de baja cualificación.
■ Impulsos a la competencia y al clima de negocios que favorezcan la reducción de los precios. Aplicar una ley de Unidad de Mercado, reducir las barreras regulatorias que impiden el crecimiento de las empresas, eliminar la indexación de los precios públicos, y encontrar una solución duradera al déficit de tarifa eléctrica. El plan de liberalización de los servicios profesionales también es importante y debe evitarse que resulte socavado por intereses creados y que sufra nuevos retrasos. Para identificar prioridades futuras y generar consenso, podría ser útil crear una “comisión de crecimiento” independiente.
■ Explorar un mecanismo que permita adelantar las ganancias de empleo derivadas de las reformas estructurales: (1) el compromiso de los empresarios de generar empleo a cambio de la aceptación por los sindicatos de una significativa moderación salarial y (2)  incentivos fiscales a través de reducciones inmediatas en las cotizaciones a la seguridad social.

Organización Internacional del Trabajo • OIT

■ Trazar una estrategia equilibrada entre los objetivos macroeconómicos y los de empleo. Abordar reformas estructurales en el sector financiero. Desbloqueo de  flujos de crédito para las empresas productivas que estimulen el crecimiento, aprovechen nuevos mercados y generen oportunidades de trabajo decente.
■ Articular programas de empleo que han tenido buenos resultados en Europa, como por ejemplo: a través de salarios subsidiados y desgravaciones fiscales y mantener a los trabajadores vinculados al mercado laboral. Políticas activas del mercado laboral para mejorar la empleabilidad de las personas. Incluye medidas dirigidas a prevenir el abandono de los estudios, oportunidades de formación dirigidas específicamente a las personas inactivas, participación en programas de trabajo o intensificar el apoyo de la búsqueda de trabajo. El “programa de garantías para los jóvenes” cuyo objetivo es ofrecer medidas y actividades especiales para facilitar que los participantes encuentren un empleo o regresen a los estudios tan pronto como sea posible desde que quedan desempleados.
■ Avanzar hacia un modelo de consolidación fiscal más suave que permita alcanzar tanto los objetivos fiscales como los de empleo. Con una cronología más realista para reducir los déficit; con un cambio en la combinación de las medidas de recuperación, lejos de los recortes de los salarios y de las inversiones reales que han frenado la demanda y mejorar la relación entre las políticas macroeconómicas y del empleo al enfrentar los problemas estructurales del sector financiero, apoyar a las PYMEs e instaurar programas del mercado laboral que priorice a los jóvenes.
■ Apostar por el diálogo social y por una mayor coordinación como elemento esencial para mejorar la elaboración de los diferentes instrumentos políticos; crear consensos que respalden procesos en favor del empleo, y asegurar que la estrategia incluya las preocupaciones sociales y económicas. Mayor cooperación entre los servicios públicos de empleo de los Estados para facilitar la movilidad y reducir el desempleo.

■ Si quieres comentar este texto o proponer nuevas ideas, utiliza esta etiqueta #CrearEmpleo en Twitter.
■ También puedes aportar tu opinión en la página de otromundoesposible en Facebook.

Ayúdanos a compartir este texto

La situación del empleo en la Unión Europea #UE

Síntesis del estudio de la OIT que analiza la situación mundial del empleo, cinco años después del comienzo de la crisis financiera mundial, en la parte que examina a la Unión Europea.

Europa necesita 6 millones de nuevos empleos para volver a los niveles anteriores a la crisis.
■ La tasa de empleo de la UE-27 se sitúa en el  57,2% (IV.T2012). Disminuye 1,4 puntos desde el cuarto trimestre de 2007.
 Alemania, Austria, Hungría, Luxemburgo, Malta, Polonia y Rumanía (7 de los 27 países) han superado las tasas de empleo anteriores 2008.
■ La caída de la tasa de empleo es muy grave en Chipre, España, Grecia y Portugal (+ 3 puntos en los últimos 2 años).

 El desempleo, sobre todo el de los jóvenes, aumenta.
 La tasa de desempleo se situó en 10,9% y el número de desempleados en 26,5 millones. 4,3 puntos mayor que hace cinco años.
 El desempleo juvenil es alarmante: el 23,5 % en marzo 2013.
 El desempleo de larga duración aumenta y es motivo de desaliento: 11,7 millones de personas desempleadas de larga duración que suponen 5,7 millones más que en 2008.

Crecen las desigualdades y los riesgos de descontento social. Las desigualdades en los ingresos además de una creciente polarización de los salarios entre países. El riesgo de descontento social en la UE es 12 puntos más alta que antes del comienzo de la crisis mundial.

 Se reduce la inversión en proporción del PIB en 3,6 puntos. En 2012, la UE representó sólo 13,6 % de la inversión mundial cuando en el año 2000 fue del 23,4%. En enero 2013, aumentó las limitación de acceso al crédito. El 14% de las PYME’s en la zona del euro informaron sobre mayores restricciones de los criterios de concesión de créditos (11% en octubre 2012).
Sigue leyendo

Ayúdanos a compartir este texto

Notas al hilo de la #reformalaboral 2012

 

El gran ataque de la reforma laboral es al equilibrio de fuerzas en las relaciones laborales. Y eso es pura ideología.

No es el despido -que también- es la indefensión. Más ideología.

Más poder para una de las partes en las relaciones laborales es más involución es más sumisión.

La reforma laboral etiqueta a los desempleados como “fraudulentos” y por ello, se les aplica “trabajos comunitarios”.

El fraude no lo hace el trabajador-a. Es el empresario quien tiene la obligación de poner un contrato encima de la mesa

No se incentiva la cultura del acuerdo colectivo. En dos años, se extingue el convenio.

El escaso ya, tejido productivo de este país son pymes. ¿Negociar qué…?

El Partido Popular y el Gobierno de España con esta reforma laboral se alejan del trabajo decente para una vida digna.

Me pide sacrificios como trabajador y a cambio les den más poder a los empresarios. ¿Esto es un gobierno justo?

Ayúdanos a compartir este texto

Pacto Social 2011

Este es el texto del Acuerdo Social y Económico alcanzado en la madrugada de hoy entre Gobierno, CCOO y UGT y Patronal. El acuerdo consta de tres partes. En la primera se aborda: Pensiones (acuerdo para la reforma y fortalecimiento del sistema público de pensiones); acuerdo sobre políticas activas de empleo y otras materias de índole laboral y el acuerdo sobre política industrial, política energética y política de innovación. La segunda parte, es el compromiso entre gobierno y sindicatos para el tratamiento de cuestiones relativas a la Función Pública. Y por último, la tercer parte es el acuerdo entre sindicato y patronal sobre criterios básicos para la reforma de la negociación coletiva.

Hoy, los máximo órganos de dirección entre Congresos, de las organizaciones sindicales, debatirán y votarán la propuesta del llamado Pacto Social. No se preveé un debate sin controversia, como también sucede en el conjunto de la sociedad. El Acuerdo que se propone en España afecta a millones de personas, es de profundo calado, (casi) integral y que atiende las debilidades estructurales, los desajustes socioeconómicos y los graves efectos de la crisis. Pasado mañana, pase lo que pase, se escenificará su firma en La Moncloa. Habrá que leerlo para crearnos una opinión.

Ayúdanos a compartir este texto

La necesidad de preservar la cultura del acuerdo

Por el interés que supone el acuerdo alcanzado en España sobre pensiones, copio y pego un artículo de opinión firmado por los secretarios generales de UGT y CCOO, organizaciones sindicales implicadas en la negociación.

../..

En la actual situación de España de crisis económica y de empleo, con cerca de cuatro millones de parados, es preciso destacar que hemos sido capaces de articular un Pacto de Estado que preserva del debate electoralista y el conflicto social la esencia misma de nuestro Estado de Bienestar: las pensiones. Gracias al método instaurado en el Pacto de Toledo, basado en la negociación y el acuerdo, se ha conseguido realizar las reformas necesarias con una altísima legitimación social. Una legitimación, por cierto, tanto de los contenidos de los propios acuerdos como de quienes los han hecho posibles.

Con este método nuestras pensiones están insertas en un proceso periódico, casi podríamos decir que sistemático, de reformas en las que llevamos embarcados más de 15 años. Se han realizado varias reformas legislativas. Todas ellas engarzadas en una hoja de ruta clara y consensuada, presidida por las recomendaciones parlamentarias del Pacto de Toledo.

La seña distintiva de todas estas reformas ha sido la de la negociación y los acuerdos amplios en el ámbito político (Congreso) y en el social (con sindicatos y empresarios). Esto ha hecho posible que todas ellas hayan estado presididas por la lógica del equilibrio, que sólo puede derivarse del debate y el acuerdo entre quienes representan el conjunto de intereses que conforman lo que llamamos “el interés general”. Hemos demostrado sobradamente que la negociación no significa inacción, sino todo lo contrario.

Desde el movimiento sindical somos conscientes de que las reformas del sistema de pensiones son necesarias, pero no para calmar a los mercados (como está argumentando el Gobierno) sino para garantizar la calidad de las pensiones y preservar sus niveles de protección en el futuro como consecuencia del reto demográfico y financiero que deben afrontar. Sabemos que el principal reto que hemos de abordar en pocas décadas es el de tener que pagar más pensiones, durante más tiempo y más altas. Para ello hemos puesto en la mesa de negociación propuestas alternativas al retraso obligatorio y generalizado de la edad de jubilación a los 67 años que planteó el Gobierno.

Es posible mejorar la protección social y asegurar la sostenibilidad del sistema sin recurrir a meros recortes de derechos, actuando de forma equilibrada sobre los ingresos, los gastos y la equidad interna del sistema de pensiones; mejorando su contributividad, la protección social de las mujeres y los jóvenes como alternativa a la reducción del gasto.

Nuestro objetivo es garantizar la sostenibilidad del sistema y la cohesión social.

Cándido Méndez | Ignacio Fernández Toxo

Ayúdanos a compartir este texto

100 días para el Ministro de Trabajo

La cartera de Trabajo va a ser una de las más complicadas de gestionar, no solo por el conflicto abierto que tiene con los sindicatos sino también por las reformas que quedan por hacer: negociación colectiva, pensiones y políticas activas de empleo; pero sobre todo por la imperiosa necesidad de generar empleo. Leyendo la entrevista publicada en el diario El País, extraigo estas conclusiones.

I. El Ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, está a favor de la reforma laboral, hoy Ley 35/2010, que motivó la pasada huelga general del 29 de septiembre. Por lo tanto, el conflicto sindical lo sigue teniendo abierto. No es una cuestión menor recordar que las organizaciones sindicales exigen rectificación y a ésta, ni se le espera. De sus palabras se deduce una posible negociación del desarrollo de la ley.

II. Es un hombre que va más allá de tener el carné en la “mesilla de noche”. Es muy de su sindicato por el cual,  Gómez se mojó y se mojará. Este es el quit de la cuestión.

III. Al parecer hay un gran problema de comunicación de las cuestiones del gobierno. Gómez se suma a esta idea queriendo “explicar esa reforma”. Y a esto dos cosas: la primera, la reforma ya está explicada; y dos, lo que debería explicar el ministro es cómo va a recomponer el diálogo social y cuál será su formato, contenidos y tiempos.

IV. Ya sabemos que las reforma pendientes son imparables. Lo que todavía no sabemos son las propuestas del Ministerio de Trabajo para afrontar las reformas. Quizás su vecina, la Vicepresidenta II y Ministra de Economía, ya tenga clara las líneas del Ejecutivo.

V. Está bien eso de dar algún que otro titular como “La reforma de pensiones ha de ser pactada” y acto seguido imponer los cambios “en los convenios con o sin agentes sociales”.

Espero esos cien días para que pueda escribir otro texto enmendando mis errores.

Ayúdanos a compartir este texto

Yo voy a la huelga general

A pocas horas del inicio de la huelga general convocada por CCOO y UGT en toda España, quiero manifestar mi compromiso para secundar este paro. Dos son los principales motivos para sumarme a este derecho que tenemos los trabajadores y las trabajadoras:

I. Existen medidas, en la reforma laboral, que profundizan en poner por encima de las personas, criterios económicos injustificados y decisiones que debilitan, todavía más, el equilibrio entre partes. Esa lógica es la que nos deshumaniza, convirtiéndonos en un elemento más de la producción, alejándonos de lo principal: ser más sujetos activos de nuestras propias vidas.

II. Nos hará sufrir. La pérdida de derechos que se recogen en la reforma laboral para los trabajadores y las trabajadoras hará que tengamos menor capacidad para defender nuestros intereses, tendremos menos posibilidades de ser respetados como personas y será más difícil decir no.

Son mis dos principales motivos, que no excluye con otras razones que se han dado, pero que creo que pueden ser compartidos por muchas de vosotras, por muchos de vosotros.

Ayúdanos a compartir este texto

29 septiembre | Jornada de Acción Europea

La Confederación Europea de Sindicatos -CES-, en su reunión del Comité Ejecutivo celebrado a principios de este mes, aprobó la puesta en marcha de una Jornada de Acción Europea para el próximo 29 de septiembre, coincidiendo con un encuentro del ECOFIN. Este día, la CES, llama a la necesidad de dar una “respuesta unificada a los planes de ajuste promovidos por el Consejo Europeo y la Comisión, y que están siendo aprobados por un número creciente de países de la UE”, que en opinión del sindicalismo europeo “conforman una política muy equivocada que afectará negativamente al crecimiento económico y al empleo, poniendo en cuestión la salida de la crisis en Europa. Son también profundamente injustos, al hacer recaer la carga de la reducción de los déficits públicos casi exclusivamente sobre los trabajadores y pensionistas”.

El 29 de septiembre, se organizará una gran manifestación en Bruselas, y se insta a las organizaciones afiliadas “para que en cada país realicen, de acuerdo con las posibilidades y dinámicas nacionales, huelgas, manifestaciones y otras acciones de protesta.”

Ayúdanos a compartir este texto