The Story of Solutions

Imagen de previsualización de YouTube

Annie Leonard, explica de manera muy didáctica en The Story of Solutions, cómo puede avanzar nuestra economía en una dirección más sostenible y justa, si partimos hacia una nueva meta.

Recomendable para proyectar a jóvenes de secundaria.

(Puedes acceder, en los subtítulos, al idioma que prefieras)

Texto relacionado.

■ The Story of Stuff (La Historia de las cosas)

 

Ayúdanos a compartir este texto

La economía no puede desprenderse de la ética #biencomún #ebc

“Noto unas expectativas muy elevadas, algo que me emociona”, así comenzó su conferencia, en La Nau de la Universitat de València, Christian Felber, creador de la Economía del Bien Común. Un modelo alternativo que, como toda teoría postmoderna, no nos presenta una idea nueva, sino que bebe de fuentes filosóficas como la ilustración, el cristianismo o el ecofeminismo.

El punto de partida es el valor de la dignidad humana, ese es el principio y fin de todo. Esta afirmación significa que todas las personas, por el mero hecho de serlo, tenemos un valor y que todas tenemos el mismo valor. Por eso, los derechos humanos son universales. Felber considera que en estos momentos estamos en una segunda generación de derechos que tienen como objetivo la satisfacción de necesidades de la ciudadanía. Esta es la misma finalidad que los libros de texto y las Constituciones de los países democráticos atribuyen a la economía y sobre la que hay un amplio consenso.

Sin embargo, Felber detecta tres contradicciones que propone superar. El primer cambio a abordar es el de poner la práctica económica en concordancia con lo aprobado en las Constituciones. El segundo, el de sustituir dos reglas del juego tóxicas para las empresas: el afán de lucro y la competencia, por la búsqueda del bien común y la cooperación. Por último, plantea modificar los indicadores a través de los que se mide actualmente el éxito económico: el PIB y el beneficio empresarial, porque si el objetivo es la satisfacción de necesidades, es claramente insuficiente. Por el contrario, deberíamos consensuar aquellos ítems que reflejen mejor la “Felicidad Interna Bruta”.

Esta nueva filosofía ya ha empezado a aplicarse en más de 200 empresas de su país natal, Austria, y ha empezado a extenderse a otros países europeos. En ellas se mide cómo aporta a las necesidades humanas su producto o servicio, las condiciones laborales, la igualdad de oportunidades, el grado de participación en la toma de decisiones o su huella ecológica. También se ha comenzado a implantar en algunos municipios que, además de hacerse estas preguntas en sus empresas municipales, miden el grado de satisfacción de la ciudadanía y dan pasos hacia una democracia más real.

Christian Felber no tiene prisa, sabe que es un proceso lento que debe experimentarse en espacios pequeños donde hay más posibilidad de construir, de forma democrática, estructuras que pongan en el centro a las personas y tengan como horizonte el bien común.

Foto | Amnistía Internacional Valencia

Puedes comentar este texto en Twitter utilizando la etiqueta #ebc o en nuestra página de Facebook.

Ayúdanos a compartir este texto

Vivir con inseguridad económica: mujeres y trabajo precario

Presento el informe que acaba de hacer público la CSI con motivo del día internacional de la mujer trabajadora. Este documento:

1.- Hace hincapié en una segunda oleada de impactos en el empleo que afecta en particular a las mujeres y que apenas queda reflejada en las estadísticas oficiales y en las políticas de los Gobiernos.

2.- Cada vez hay más mujeres sin empleo y sin seguridad económica y siguen disminuyendo sus salarios.

3.- Se acentúa la existencia de una segunda oleada de impactos de la crisis para las mujeres, que no está suficientemente reconocida.

4.- Subraya el boom del trabajo precario e informal en prácticamente todos los países: las mujeres son las más afectadas por estas tendencias de los mercados laborales y subraya que la sobrerrepresentación de las mujeres en las formas de trabajo inseguro socava sus derechos, se perpetúa las desigualdades de género en las sociedades y sofoca las posibilidades de progreso económico sostenible.

5.- Cuestiona la asunción generalizada según la cual el incremento en la participación de las mujeres en el mercado laboral les ha proporcionado suficientes medios para garantizarles una seguridad económica.

6.- Sostiene que los indicadores estándar y los datos utilizados para medir los adelantos en los mercados de trabajo no captan hasta qué punto las mujeres están siendo arrastradas a una creciente inseguridad económica. A lo largo de las últimas décadas, millones de mujeres han sido empujadas a una vulnerabilidad financiera que desestabiliza su presente y su futuro. En muchos casos no hay datos sobre la situación concreta de las mujeres.

La lucha por la igualdad, es hoy más necesaria; es hoy un “lugar común” en el que vale la pena esforzarse todos los días.

Ayúdanos a compartir este texto

La crisis alimentaria, suma y sigue

Cuando leo este tipo de noticias “la crisis alimentaria lleva a 44 millones de personas a la pobreza en apenas medio año“, comparto los mismos sentimientos que Vicente Romero; entro en fase ‘D’. Esa que se define en decepcionado, desilusionado… Efectivamente querido Romero, “no era esto lo que soñabamos”. 44 millones de personas en el último medio año, se suman a los más de 1.400 millones de seres humanos que pasan hambre.

Dicen que esta realidad es fruto de la demanda… pero es una falacia. La ONU ya señaló, hace algunos años, que se estaba produciendo un cambio en la naturaleza del hambre configurándose un nuevo rostro. Ya no era un problema de disponibilidad “sino de accesibilidad y afecta especialmente a la población que depende de los mercados“. Es decir, que la causa del hambre rara vez se debe a la escasez de alimentos sino más bien a una disminución del poder adquisitivo. Ahora, culpan al aumento de la demanda en países como China, India y, “emergentes asiáticos”; a las malas cosechas de 2010 -debido a la crisis climática- y a  la envídia de algunos Gobiernos (?) alentando la especulación.

Mienten. En ninguna de las cumbres celebradas, sabiendo que esto iba a pasar, se concreto nada, tan sólo humo y declaraciones. Se lavaron las manos. Por eso hay responsables, exiten,y cabe preguntarles ¿por qué millones de personas morirán de hambre? ¿En que lugar de la familia humana queda esta gente?

Esa misma ONU señaló que los responsables de la crisis alimentaria tiene que ver con la puesta en escena de una  “política aberrante” por parte del FMI, así como la desmesura del capital especulativo, ese fundamentalismo económico que mata en el mundo a muchas más personas que cualquier otro. Ha sido la avaricia y la insolidaridad la que provoca que millones de personas no puedan acceder a necesidades básicas.

Sigo esperando respuestas que pueda comprender.

Ayúdanos a compartir este texto

Crisis: teoría y realidad

En los últimos días estamos recibiendo un nutrido número de mensajes que nos invitan a aplicar una vieja receta para salir de la crisis: “Consumid“.

Es precisamente el consumo desmesurado, inmoderado y desmedido uno de los factores que ha contribuido con mayor vehemencia al colapso capitalista. Un capitalismo cuyo principio rector se ha convertido, antagónicamente, en catalizador de la hecatombe en la que la economía parece hoy inmersa.

Deberíamos preguntarnos si el derecho a vivir dignamente entronca intrínsicamente con el derecho a consumir. ¿Es que podemos acceder de otro modo a la comida, la vivienda, la educación, la sanidad o la cultura? ¿Acaso no deberíamos hablar de derechos vinculados al salario? Hoy nos asomamos a la calle asombrados, y tal vez atemorizados por nuestro futuro personal y profesional inmediato, pues cada día nuevo avizoramos nuevas personas sin empleo. Personas que se suman a la lista de quienes pierden sus ingresos, su renta. Nuevas personas desprovistas de derechos. ¿Qué está pasando? ¿Qué explicaciones encontramos?

El debate entre las diferentes y aparentemente contrapuestas teorías económicas vuelve a exhibirse en la esfera pública. Importantes pensadores de hoy y de ayer bregan por convertirse en los iconos de un nuevo modelo económico. Friedmanistas y Keynesianos abogando por una reformulación capitalista. Krugmanianos y Bernankenianos en pleno careo por la mayor gravedad o no de la crisis, por la mayor o menor duración de la misma. Por la mayor o menor confianza en el capitalismo para enfrentarse al propio capitalismo. Neoliberales Greenspanianos apelando a nacionalizaciones de grandes bancas hundidas por su falta de responsabilidad -permitida por el sistema capitalista- o los Moderados Obamistas y Zapateristas en defensa del rescate de la banca privada.

Lejos de estas paradójicas pugnas quedan, momentáneamente, las teorías marxistas que propugnan la derrota del capitalismo y la eclosión de un socialismo proletarizado. Lejos todavía, pero desempolvadas por muchos que buscamos una vía de escape que aún se nos antoja utópica. Mientras tanto, el capitalismo sigue y seguirá buscando sus propias salidas.

Ayúdanos a compartir este texto

Mujer y economía. Una nueva teoría de la ‘mano invisible’

Economía (Oikos+Nomos) significa, etimológicamente, normar o administrar la casa (para atender las necesidades familiares). La celebración del Día Internacional de la Mujer Trabajadora nos invita a realizar alguna reflexión sobre la relación actual entre economía y mujer. Parece evidente que ella es la principal e indiscutible responsable del cuidado del hogar y de la familia. Pero, ¿le otorga lo anterior el protagonismo “económico” que por la definición de “Oikos nomos” le correspondería? Evidentemente no.

El antiguo concepto aristotélico de economía queda, en nuestra sociedad capitalista patriarcal, totalmente desfasado. Adam Smith, a quien se le otorga el mérito de ser el padre de la Economía Política, expuso su teoría de la ‘mano invisible‘, base sobre la que ha venido levantándose toda la estructura que ha ido configurando la actual economía capitalista. Su mano invisible hacía referencia a una organización libre del mercado que asignaría eficiente y eficazmente los bienes y servicios de una sociedad entre esa sociedad individualmente considerada.

Aquí planteamos otro concepto diferente de mano invisible. Manos femeninas invisibilizadas que hoy se enfrentan en solitario al problema de conciliar tiempos y trabajos. Tiempos y trabajos que, además de invisibles y no reconocidos, suponen una herramienta para mantener la economía capitalista patriarcal. Hoy nos movemos en una situación dual en la que los hombres -esfera pública- nos regimos por criterios económico mercantiles de éxito, poder, propiedad, etc. que cuentan con un alto reconocimiento social. En cambio, las mujeres -esfera privada (o doméstica)- se rigen por la satisfacción de unas necesidades más subjetivas, basadas en sentimientos y lazos afectivos, que no son mercantilizables y que no gozan de reconocimiento social.

Y, aunque el modelo ‘male breadwinner esté experimentando transformaciones hacia un modelo donde la mujer tiene un papel de doble presencia/ausencia, estas manos invisibles reflejan una situación de verdadera explotación femenina como unidad doméstica. Sin estas manos invisibles la subsistencia familiar nunca habría estado garantizada. Sin estas manos invisibles el modelo masculino de participación laboral no sería generalizable.

Se nos plantea un reto. O una revolución. Continuar con el paradigma hegemónico mercantil que opta por el beneficio económico, o avanzar hacia una sostenibilidad de la vida humana (Carrasco Cristina, 2001) que opta y está al servicio de la persona y la calidad de vida. Hemos de sentirnos cuestionados. ¿Un asunto de mujeres?

Ayúdanos a compartir este texto

Impuestos y gasto público versus progresividad y compromiso

El Banco de España pide al Gobierno que no baje impuestos sin recortar gastos.

../..

El proyecto político, para los próximos cuatro años, propuesto por Zapatero en su discurso de investidura resalta “devolución de 400 euros a todos los contribuyentes, adelanto de la devolución del IVA a los empresarios, reactivación del sector de la construcción, más inversión en I+D+i, más presupuesto en educación, impulso del empleo femenino y juvenil, reducción de la temporalidad, subida hasta los 800 euros del SMI, incremento de las pensiones mínimas con cónyuge a cargo a 850 euros, pensiones de viudedad a 750 euros, desarrollo pleno de la Ley de Dependencia, más inversión en vivienda (vivienda protegida, alquiler, rehabilitación), Ley Integral de Igualdad de Trato, numerosas medidas de apoyo a las mujeres, 300 mil nuevas plazas de educación infantil, apoyo a la inmigración y una profunda reforma de la Administración”

../..

En un contexto de desaceleración e incertidumbre económica. Me surgen dudas, ¿habrá presupuesto para ejecutar todo esto? Pasada la campaña electoral y sus correspondientes subastas fiscales ¿puede conciliarse la rebajas de impuestos y el necesario gasto social para coberturas?

Ayúdanos a compartir este texto

Crisis mundial de alimentos

“Los dirigentes políticos mundiales deben actuar de forma urgente para frenar la subida del precio de los cereales y otros productos de primera necesidad o habrá más hambre y malestar social”.

Jacques Diouf, presidente de la Organización de la ONU para la Agricultura y la Alimentación (FAO)

“Haciendo un análisis aproximado, calculamos que una duplicación de los precios de los alimentos en los últimos tres años podría sumir aun más en la pobreza a 100 millones de personas de países de ingreso bajo”. “No se trata sólo de atender necesidades inmediatas, por muy importantes que sean. Se trata de asegurar que las generaciones futuras no sufran también las consecuencias”.

Robert B. Zoellick, presidente del Banco Mundial.

En las últimas semanas la falta de acceso a los alimentos ha generado disturbios en Egipto, Camerún, Costa de Marfil, Senegal, Burkina Faso, Etiopía, Indonesia, Madagascar, Filipinas y Haití. ¿Cuál es el origen de la crisis? El cambio climático, el aumento de la demanda (biocombustibles) y la basura económica de los ataques especulativos en los mercados globales, y en especial en la Bolsa de Chicago.

¿Será que los pobres son pobres porque su hambre nos da de comer y su desnudez nos viste? (Galeano:2006)

Una muestra más de que el peor fundamentalismo es el económico: mata en el mundo a muchas más personas que el religioso. Si el todos esto males son obra del ser humano, quiere decir también que tiene capacidad suficiente para resolver este drama.

Ayúdanos a compartir este texto

Riqueza y conciliación

Si el último estudio de FEDEA se hubiese hecho público escasamente hace un mes, Rajoy y su propuesta de contrato de integración se habrían llevado una buena bofetada. Esta Fundación, que por la composición de sus órganos de gobierno, no es sospechosa de estar en el “ala izquierda”, desvela tres importantes hechos:

  1. La esencial aportación de la inmigración al crecimiento medio del Producto Interior Bruto (PIB): 60,41% en la Comunidad Valenciana, Baleares (82,08%), La Rioja (69,61%), Canarias (55,21%), Murcia (54,18%), Cataluña (45,24%), Madrid (44,80%).
  2. El colectivo inmigrante ha tenido un “impacto neutro” sobre la Renta per cápita, es decir, no ha minado la calidad de vida, tópico tan cacareado por la derecha.
  3. Allá donde fueran en mayor número, hace aumentar la tasa de empleo de las mujeres nativas.

Conclusión: aportan a la riqueza general del país, no restan al bienestar y favorecen la incorporación de la mujer al mercado de trabajo.

Lo diré siempre, ‘el otro’ también soy yo.

Ayúdanos a compartir este texto