Llueve sobre mojado #SíalValencià

Violeta Tena de El Temps, publica un excelente reportaje sobre el impacto de la ley Wert (LOMCE) en el derecho de educación en valenciano, titulado “Ploure sobre mullat” (Llueve sobre mojado).

Encabeza el reportaje esta foto tan familiar, por los motivos que ya conté aquí en su momento: el texto recoge la recuperación del derecho de enseñanza en valenciano logrado por Cristina y por mi, en nombre de todos los padres y madres del colegio, frente a la Generalitat Valenciana que de forma ilegal y arbitraria —así se recoge en la sentencia— había decidido eliminar para nuestros hijos e hijas.

En estos días inciertos, se saborea mejor aquello que dijo el poeta: «Las luchas que se pierden son las que se abandonan»… por una educación pública de calidad!.

Textos relacionados.
Reportaje El Temps.
Reportaje El País.
Valoración sentencia del TSJCV. Recuperamos el derecho a educación en valenciano pese a la sinrazón de la Generalitat.
Sentencia del TSJCV.

■ Si quieres, puedes comentar este tema, en Twitter, utilizando la etiqueta #Síalvalencià.

Ayúdanos a compartir este texto

Una forma de protesta pacífica: universitarios premiados niegan el saludo al ministro Wert

La protesta pacífica de una intensa carga simbólica, negar el saludo al ministro de Educación, como rechazo contra la política de Wert. Ellos y ellas, premios nacionales fin de carrera, como excelencia que les hace acreedores de tal merecimiento lo muestran defendiendo el derecho a una educación pública y de calidad.

Mi reverencia.

Imagen de previsualización de YouTube
Ayúdanos a compartir este texto

Usted perderá dinero con la #LOMCE

Francesc J. Hernàndez | @FrancescJhdez

La Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) hará que usted pierda dinero, porque, en definitiva, favorece la privatización de la Educación.

Si usted es la madre o el padre de alguno de los dos millones y medio de niños y niñas que cursan enseñanzas no universitarias de régimen general en centros privados, la factura le cuesta cada vez más cara. Quizás no lo ha calculado, pero las cuotas que usted paga han crecido en la última década muy por encima del IPC o del incremento de la partida de los presupuestos familiares dedicada a la enseñanza (que, para el conjunto de la población española, ha sido del 2,3% anual). Para usted, la factura del centro privado ha subido a razón del 6,7% anual. Se ha pasado de una cuota media por alumno de 800 euros en el curso 1999/2000 a 1.530 en el curso 2009/2010. Y usted sabe que las cuotas no son la única contribución que debe hacer. Al privilegiar a los centros privados, por ejemplo con convenios plurianuales o permitiendo el concierto educativo en centros con segregación en razón de sexo, la LOMCE relaja los controles públicos y favorece aumentos de cuotas como el mencionado.

Si, por el contrario, usted es la madre o el padre de alguno de los casi cinco millones y medio de niños y niñas que van a la escuela pública, tal vez pensará que la subida de las cuotas de los centros privados no le afecta. Se equivoca, porque la condición de los beneficios privados es precisamente la degradación del servicio público. La LOMCE favorece la degradación con un sistema de pruebas diagnósticas, reválidas y evaluación de los centros con resultados públicos que, en combinación con la deszonificació escolar (que ya han iniciado los gobiernos autonómicos populares), tiene un efecto nocivo para los centros públicos, como ha demostrado la experiencia de Gran Bretaña y Estados Unidos, donde también se invocaban los principios de “rendimiento de cuentas y elección” (accountability and choice). ¿Cuál es la consecuencia? Los padres y madres que se lo pueden permitir, evitan los centros públicos peor valorados trasladando a sus hijos, lo que anima procesos de guetización y el vaciamiento de las escuelas públicas, mientras que los centros privados ven como se incrementa la demanda, pueden seleccionar más eficazmente y, con clases más saturadas (como permite la LOMCE), multiplican las ganancias.

Por último, quizás usted no tiene niños o niñas que vayan a la escuela. Pues la nueva ley también le hace perder dinero, porque no debe olvidar que el 58% de los ingresos de los centros privados son transferencias de dinero público, que derivan de los impuestos que usted y yo pagamos. Y como ya supondrá, la cantidad que ha ido a las arcas de las empresas de enseñanza ha aumentado vertiginosamente. Entre el curso 1999/2000 y el 2009/2010, el alumnado en centros privados se ha incrementado a razón de un 1,1% anual, pero el dinero público que le llegaba cada año ha aumentado un 7,8% anual. Son generosos con nuestro dinero. Por ello, usted perderá dinero con la LOMCE.

Ayúdanos a compartir este texto

Recuperamos el derecho a educación en valenciano pese a la sinrazón de la Generalitat

Esta sentencia del @TSJCV, que podrás leer más abajo, es contra la resolución del 10 de mayo de 2010 de una dirección general de la Consellería de Educación de la Generalitat Valenciana que denegaba, suprimiendo una línea, la aplicación del Programa de Enseñanza en Valenciano.

La demanda la realizamos Cristina y yo, en calidad de madre y padre de la comunidad escolar del CEIP Rei en Jaume de Xirivella (Valencia). Nuestro planteamiento es sencillo, se basa en dos objetivos: 1) Hacer valer la justa y objetiva decisión de la comunidad educativa (centro y municipio), cuestionando a la Consellería por tomar una resolución que considerábamos arbitraria y sin justificación. Y 2) recuperar el derecho a la educación en valenciano para los jóvenes y niños-niñas —y por extensión, para sus familias— del colegio público.

La sentencia relata la manera que la Consellería intenta, tanto a Cristina como a mi, deslegitimarnos aludiendo que Adrià, hijo de ella, y Violeta, mi hija, ya recibían educación en valenciano. Es decir, han pretendido individualizar el problema y, de esta forma, aplicar el “sálvese quien pueda”.

Muestra cómo se menosprecia a la Comunidad Educativa, desde el Consejo Escolar Municipal, el Consejo Escolar del colegio hasta la solicitud de madres y padres. Es esta Comunidad Educativa, dice el Tribunal,  el “aval y la legitimidad” a la petición del Colegio Público.

Perplejos de cómo la propia administración pública actual funciona contra sus propios objetivos, intentando romper el equilibrio en el bilingüísmo de las lenguas oficiales y desoyendo, además, a su propia Inspección educativa que realizó un “informe positivo”. Es así como nos muestran la realización de un importante ejercicio de irresponsabilidad y de autodeslegitimación.

Y, finalmente, y quizás lo más grave, cómo realizan una resolución “ilegal y arbitraria” para denegar la petición del colegio. El Tribunal certifica que hay una “absoluta falta de explicación en las razones de la Generalitat Valenciana” denegando al Colegio que pueda impartirse la educación en valenciano en base a “un programa de inmersión lingüistica”, un “informe favorable de la Inspectora de Educación” y un “acuerdo del Consejo Escolar Municipal” apoyando al Colegio en su petición.

Podemos llegan a la conclusión, ahora con base jurídica, que pensaron en quitar el derecho y luego se inventaron las sinrazones. Además, añade el Tribunal, hay una manifiesta incoherencia entre lo que dice (leyes) y lo que hace (absoluta falta de explicación) la Generalitat. Con ello, sumamos otro gallifante en la deslegitimación de la política de la Consellería.

Nosotros, una vez más y no será la última, hemos cumplido con nuestra responsabilidad de padre y madre implicados en la educación de nuestros hijos e hijas y, por coherencia, con la comunidad educativa. Lo hemos hecho utilizando nuestras bazas, que no son otras que confluir con los legítimos intereses generales como son la defensa de la educación pública de calidad, basada en valores como la solidaridad, el compromiso y el respeto. Por eso, nos hemos sentido muy acompañados, en estos casi dos años, por Escola Valenciana, el AMPA, el Consejo Escolar… sin ellos y ellas nada hubiera sido posible.

Ahora nos queda la aplicación del fallo de la demanda. 50 años después de Nosaltres els valencians, 80 años de la publicación de La llengua dels valencians, 20 años desde que nos dejó Vicent Andrés Estellés, esperaremos la voluntad política de la Generalitat Valenciana para que la restitución del derecho a la educación en valenciano sea inmediato.

Si quieres, puedes comentar sobre este tema, en twitter, utilizando la etiqueta #Síalvalencià.

Actualización 25F
Quiero clase en valenciano, señor juez. Las familias de colegios públicos que han logrado por sentencia explican sus razones | Vía Juanma Játiva @elpais_valencia

Ayúdanos a compartir este texto

La Cumbre Social PV convoca movilizaciones por la educación, la vivienda y la sanidad

La 5ª Declaración de la Cimera Social del País Valencìa (@cimerasocialpv) ha convocado las siguientes movilizaciones para combatir  “la ideología neoliberal que pretende arrasar eestado de bienestar“.

Viernes #15F —Manifestación aniversario #primaveravalenciana
18.00h | plaza San Agustín | Valencia |

Sábado #16F  —Manifestación por el derecho a la vivienda y #STOPDesahucios
18.00h | plaza del Ayuntamiento | Valencia |

Domingo #17F —Manifestación por una Sanidad 100×100 pública
12.00h | Hospital Infantil antigua Fe | Valencia |

Ayúdanos a compartir este texto

¿Finlandia? mejor Eslovaquia #cuestióndeeducación

@FrancescJHdez | Vía Levante-EMV (09.05.2012)

Si digo «éxito educativo», usted pensará «Finlandia». Ciertamente, esta república de cinco millones de habitantes obtiene los mejores resultados en las pruebas PISA, pero sólo el 84% de su gente entre 20 y 24 años tiene finalizada la educación secundaria superior (bachillerato o ciclos formativos de grado medio). En nuestro caso, el porcentaje es muy bajo, del 61%. Pues bien, en lugar de Finlandia, voy a proponerle otro país como sinónimo de «éxito educativo»: Eslovaquia. Este país centroeuropeo, también de cinco millones de habitantes, tiene el porcentaje mayor de toda la Unión Europea de población entre 20 y 24 años con la educación secundaria superior finalizada: el 93%.

¿Por qué Eslovaquia ha conseguido estos resultados tan envidiables? Si analizamos sus datos educativos veremos que las calificaciones de sus estudiantes  en las pruebas PISA son muy parecidas a las del nuestro. Eslovaquia: 488 puntos; aquí: 484. Por lo tanto, ahí no puede estar la diferencia. Buscamos otras razones. Aquí, casi todos nuestros niños y niñas están escolarizados a los cuatro años, mientras que allí sólo lo está un 75%. La duración probable de la escolarización es aquí de 17 años, mientras que en Eslovaquia es de 16,5. Por tanto, tampoco, no parece que los altos porcentajes de juventud con formación derivan de estudiar más o pasar más tiempo en la escuela. Usted se preguntará: ¿son el dinero invertido? Pues, tampoco. El gasto medio por estudiante en Eslovaquia es de unos 3.500 euros, la nuestra es casi de 7.000 (no entramos ahora en cómo se gastan aquí el dinero).

¿Dónde está el secreto? Claro y raso: en la igualdad entre sus habitantes. Los países que, como Eslovaquia, tienen más igualdad interna también presentan más población joven con la secundaria superior cursada. La correlación entre los indicadores de igualdad y el porcentaje de jóvenes con estudios secundarios superiores finalizados es elevadísima, entre el 71% y el 80%. Ninguna otra variable didáctica presenta correlaciones tan elevadas. Es por ello que otros países con una notable igualdad interna, como Eslovenia, la República Checa o Dinamarca, también obtienen porcentajes elevados de juventud con la secundaria superior finalizada. Los porcentajes más bajos, sin embargo, los presentan aquellos países con índices de desigualdad mayor, como es el caso de Portugal o España, que están, recordemos, entre los países más desigualitarios de la Unión Europea.

Señoras y señores, los datos son irrefutables. Si un gobierno quiere tener mejores resultados educativos, debe afanarse en construir una sociedad más igualitaria, que es justo lo contrario de lo que hacen por aquí. La política del PP de favorecer a los grandes capitales o perdonar impuestos a los ricos mientras que rebaja salarios y sube impuestos a la clase trabajadora y los pensionistas, incrementa las desigualdades y hace prever que continuaremos yendo muy por detrás también en educación y formación. ¡Basta de improvisar reformas educativas, culpabilizando al profesorado y al alumnado! Lo que hace falta es reducir las desigualdades sociales. Por lo tanto, si usted escucha “éxito escolar” pienso en Finlandia, o mejor en Eslovaquia, pero olvídese de nuestro país mientras continúan estas políticas.

Ayúdanos a compartir este texto

La enseñanza de los derechos humanos

Actividades prácticas para la educación primaria y secundaria.

 Con esta publicación se ha pretendido crear un instrumento para la educación de los derechos humanos fácil de usar así como un marco polifacético para tratar de diversos aspectos de los derechos humanos básicos.
■ Ofrece consejos prácticos al personal docente que quiera fomentar el conocimiento de los derechos humanos y las actividades en ese campo entre el alumnado de la educación primaria y secundaria, y se proponen diversas actividades didácticas.
 No ha sido concebida como libro de texto de una asignatura más de los programas de estudios -que a buen seguro ya estarán sobrecargados-  sino como ayuda para introducir los aspectos de los derechos humanos en las materias que ya se enseñan en las escuelas.

[gview file=”http://www.otromundoesposible.com/wp-content/uploads/2012/12/la_ensenanazadelos_derechos_humanos.pdf” save=”1″]

 

Ayúdanos a compartir este texto

Unidad didáctica para niños y niñas. Actúa contra el #trabajoinfantil

 

[gview file=”http://download.ei-ie.org/SiteDirectory/ChildLabourEditorialGroup/Doc/External/WDACL2012_Activity_ES.pdf”]

—Vía Internacional de la Educación.

Textos relacionados.

■ Revelamos el alcance real de la esclavitud en productos de uso diario

■ El Jabulani explotador

■ 200 millones de niños y niñas trabajan en lugar de ir a la escuela

■ Para abolir el trabajo infantil hay que hacerlo visible

■ Trabajo infantil

Más

Ayúdanos a compartir este texto

Reinventando la educación

Leonardo Boff | @leonardoboff

Muniz Sodré, profesor titular de la Universidad Federal de Río de Janeiro, es una persona que sabe mucho, pero lo singular de él es que piensa, como pocos, lo que sabe. El fruto de su pensar es un libro notable que acaba de salir: Reinventando la educación: diversidad, descolonización y redes (Vozes 2012).

En ese libro procura enfrentarse a los desafíos planteados a la pedagogía y a la educación que se derivan de los distintos tipos de saberes, de las nuevas tecnologías y de las transformaciones promovidas por el capitalismo. Todo esto a partir de nuestro lugar social que es el hemisferio sur, un día colonizado, que está pasando por un interesante proceso de neodescolonización y por un enfrentamiento con el debilitado neoeurocentrismo, hoy devastado por la crisis del euro.

Muniz Sodré analiza las distintas corrientes de la pedagogía y de la educación desde la paideia griega hasta el mercado mundial de la educación, que representa una burda concepción de la educación utilitarista, al transformar la escuela en una empresa y en una plaza de mercado al servicio de la dominación mundial.

Desenmascara los mecanismos de poder económico y político que se esconden detrás de expresiones que están en la boca de todos, como «sociedad del conocimiento o de la información». En otras palabras, el capitalismo-informacional-cognitivo constituye la nueva base de la acumulación del capital. Todo se ha vuelto capital: capital natural, capital humano, capital cultural, capital intelectual, capital social, capital simbólico, capital religioso… capital y más capital. Por detrás se oculta una monocultura del saber maquinal, expresado por la «economía del conocimiento» al servicio del mercado.

Hoy en día se ha planeado un tipo de educación que busca la formación de cuadros que prestan «servicios simbólico-analíticos», 
cuadros dotados de alta capacidad de inventar, de identificar problemas y de resolverlos. Esta educación distribuye conocimientos de la misma forma que una fábrica instala componentes en la línea de montaje.

De esta manera la educación pierde su carácter de formación. Cae bajo la crítica de Hannah Arendt que decía: se puede seguir aprendiendo hasta el fin de la vida sin educarse jamás. Educar implica aprender a conocer y hacer, pero sobre todo aprender a ser, a convivir y a cuidar. Implica construir sentidos de vida, saber tratar con la compleja condition humaine y definirse frente a los rumbos de la historia.

Lo que agrava todo el proceso educativo es el predominio del pensamiento único. Los norteamericanos viven de un mito y del «destino manifiesto». Imaginan que Dios les reservó un destino, el de ser el «nuevo pueblo escogido» para llevar al mundo su estilo, su modo de producir y consumir ilimitadamente, su tipo de democracia y sus valores del libre mercado. En nombre de esta excepcionalidad intervienen en el mundo entero, con guerras incluso, para garantizar su hegemonía imperial sobre todo el mundo.

Europa todavía no ha renunciado a su arrogancia. La Declaración de Bolonia de 1999 que reunió a 29 ministros de educación de toda Europa afirmaba que sólo ella podría producir un conocimiento universal, capaz de ofrecer a los ciudadanos las competencias necesarias para responder a los desafíos del nuevo milenio. Antes, la imaginada universalidad secundaba los derechos humanos y estaba presente en el propio cristianismo con su pretensión de ser la única religión verdadera. Ahora, la visión es de menor alcance, sólo Europa garantiza eficacia empresarial, competencias, habilidades y destrezas que realizarán la globalización de los negocios. La crisis económico financiera actual está volviendo ridícula esta pretensión. La mayoría de los países no saben cómo salir de la crisis que han creado. Prefieren lanzar a sociedades enteras al desempleo y la miseria para salvar el sistema financiero especulativo, cruel y sin piedad.

Muniz Sodré plantea en su libro estas cuestiones para la realidad brasileña con el fin de mostrar qué desafíos debe afrontar nuestra educación en los próximos años. Ha llegado el momento de asumirnos como pueblo libre y creativo y no un mero eco de la voz de los otros. Rescata los nombres de educadores que pensaron una educación adecuada a nuestras virtualidades, como Joaquim Nabuco, Anísio Teixeira y particularmente Paulo Freire. Darcy Ribeiro hablaba con entusiasmo de la reinvención de Brasil a partir de la riqueza del mestizaje entre todos los representantes de los 60 pueblos que vinieron a nuestro país.

La educación reinventada nos debe ayudar en la descolonización y la superación del pensamiento único, aprendiendo con las diversidades culturales y sacando provecho de las redes sociales. De este esfuerzo podrán nacer entre nosotros los primeros brotes de otro paradigma de civilización que tendrá como centralidad la vida, la humanidad y la Tierra, la que algunos llaman también civilización biocentrada.

Ayúdanos a compartir este texto

El “Consejo de Administración” de un colegio público pide que le rescaten

El “Consejo de Administración” del Colegio Público de mi barrio, es decir, el Consejo Escolar, ha decidido por unanimidad declararse en quiebra debido al axfisiante estrangulamiento económico que práctica el Gobierno Valenciano.

Es por ello que formulamos petición al Gobierno de España para que apruebe un rescate económico mediante capital público (como antes lo han realizado entidades bancarias privadas que pasan a manos del Estado). Así, no solo sanearemos nuestros balances económicos sino que invertiremos en la educación de nuestros enanos y enanas en las aulas, para que el día de mañana puedan ejercer la ciudadanía crítica y consciente.

Amén.

— @otromundoesposi   #20000paraEducación

Tanto recorte me pone los pelos de punta

Ayúdanos a compartir este texto