El trabajo en el mundo #7OCT

Estudio de la OIT que analiza la situación mundial del empleo, cinco años después del comienzo de la crisis financiera mundial. Publico la parte que examina a España.

El nivel de empleo en España es aproximadamente el mismo que hace una década y el desempleo ha alcanzado un récord histórico…

El empleo en España disminuyó en 322 mil personas en el primer trimestre de 2013, lo cual supone 16,6 millones de personas, un nivel ligeramente inferior al del primer trimestre de 2003 (16,9 millones). Al mismo tiempo, la población activa creció desde 19,2 millones en 2003 a 22,8 millones en 2013 (INE).

En el cuarto trimestre de 2012, la tasa de desempleo llegó al 26%, es decir, 3,1 puntos porcentuales por encima del valor de un año antes, lo cual supone uno de los mayores incrementos registrados en Europa con la excepción de Grecia. Los últimos datos disponibles para España muestran una tasa de desempleo aún mayor para el primer trimestre de 2013, un 27,1%, con lo que el nivel de desempleo alcanza un récord histórico ligeramente por encima de los 6 millones de personas.

El desempleo afecta en especial a aquellos trabajadores más vulnerables, como los jóvenes y los inmigrantes. La tasa de desempleo juvenil (16 a 24 años) ascendió hasta situarse en el 57,2 por ciento en el primer trimestre de 2013 y la correspondiente a trabajadores extranjeros llegó al 39,1 por ciento. Asimismo, el 46,8 por ciento de los desempleados han permanecido sin empleo durante un periodo superior al año.

En términos de la calidad del empleo, España tuvo un 22,1 por ciento de trabajadores con contrato temporal en el primer trimestre de 2013, uno de los valores más elevados de Europa. Más del 90 por ciento del empleo temporal en España es de carácter involuntario.

Sigue leyendo

Ayúdanos a compartir este texto

La situación del empleo en la Unión Europea #UE

Síntesis del estudio de la OIT que analiza la situación mundial del empleo, cinco años después del comienzo de la crisis financiera mundial, en la parte que examina a la Unión Europea.

Europa necesita 6 millones de nuevos empleos para volver a los niveles anteriores a la crisis.
■ La tasa de empleo de la UE-27 se sitúa en el  57,2% (IV.T2012). Disminuye 1,4 puntos desde el cuarto trimestre de 2007.
 Alemania, Austria, Hungría, Luxemburgo, Malta, Polonia y Rumanía (7 de los 27 países) han superado las tasas de empleo anteriores 2008.
■ La caída de la tasa de empleo es muy grave en Chipre, España, Grecia y Portugal (+ 3 puntos en los últimos 2 años).

 El desempleo, sobre todo el de los jóvenes, aumenta.
 La tasa de desempleo se situó en 10,9% y el número de desempleados en 26,5 millones. 4,3 puntos mayor que hace cinco años.
 El desempleo juvenil es alarmante: el 23,5 % en marzo 2013.
 El desempleo de larga duración aumenta y es motivo de desaliento: 11,7 millones de personas desempleadas de larga duración que suponen 5,7 millones más que en 2008.

Crecen las desigualdades y los riesgos de descontento social. Las desigualdades en los ingresos además de una creciente polarización de los salarios entre países. El riesgo de descontento social en la UE es 12 puntos más alta que antes del comienzo de la crisis mundial.

 Se reduce la inversión en proporción del PIB en 3,6 puntos. En 2012, la UE representó sólo 13,6 % de la inversión mundial cuando en el año 2000 fue del 23,4%. En enero 2013, aumentó las limitación de acceso al crédito. El 14% de las PYME’s en la zona del euro informaron sobre mayores restricciones de los criterios de concesión de créditos (11% en octubre 2012).
Sigue leyendo

Ayúdanos a compartir este texto

Por el empleo y la solidaridad en Europa. No a la austeridad #14nov2012

La Confederación Europea de Sindicatos (CES – @etuc_ces) ha convocado para el #14nov2012, la Jornada Europea de Acción y Solidaridad con el lema: Por el empleo y la solidaridad en Europa. No a la austeridad.

Las propuestas recogidas en su manifiesto son:

 Una gobernanza económica al servicio del crecimiento sostenible y el empleo de calidad;

 Justicia económica y social mediante políticas de redistribución, impuestos y protección social;

 Garantías de empleo para los jóvenes;

 Una ambiciosa política industrial europea dirigida hacia una economía verde, baja en carbón con miras a sectores con oportunidades de empleo y crecimiento;

 Una lucha más intensa contra el dumping social y salarial;

 Puesta en común de la deuda mediante eurobonos;

 Aplicación efectiva de una tasa sobre transacciones financieras para atajar la especulación y permitir políticas de inversión;

 Armonización de la base fiscal con una tasa mínima para empresas en toda Europa. Un esfuerzo enérgico para combatir el fraude y la evasión fiscal;

 Respeto a la negociación colectiva y al diálogo social;

 Respeto a los derechos sociales fundamentales y sindicales.

En twitter #14nov2012

Ayúdanos a compartir este texto

Coincidencias entre el impuesto de patrimonio y el empleo para jóvenes

#trabajodecenteEn el día que se aprueba una nueva reforma laboral encubierta, que supone la extensión infinita de la contratación temporal (y descausalizada) para la gente joven, -y se da así un pasito más hacia la precarización total de sus vidas-, el Gobierno de España anuncia la recuperación del reclamado impuesto de patrimonio. Extraña coincidencia.

Los ingresos que se estipulan con esta aportación de rentas superiores, en palabras del candidato socialista, son “para poder impulsar el empleo juvenil” que será de este tipo:

• Contrato de formación. El Ejecutivo ya había elevado —con la reforma laboral de 2010— de los 21 a los 25 años la edad máxima hasta la que un trabajador sin cualificación profesional puede tener un contrato de formación (el más barato para el empresario). Esa ampliación se iba a aplicar transitoriamente hasta 2011. Cumplida esa fecha, el pasado 26 de agosto volvió a elevar el tope de edad, hasta los 30 años, “transitoriamente” hasta fin de 2013. Ese contrato tiene una duración mínima de un año y máxima de tres. El sueldo es, al menos, el salario mínimo interprofesional (641 euros), pero en proporción al tiempo de trabajo: como máximo, el 75% de la jornada normal, porque el resto se dedica a formación.

• Contrato temporal. Durante dos años queda suspendida la regla aprobada en 2006 por la cual aquellos trabajadores que llevaran dos años con contratos temporales pasaban a ser fijos automáticamente. “En la actual coyuntura, la regla, lejos de fomentar la contratación indefinida, puede estar produciendo efectos indeseados de no renovación de contratos temporales y afectando negativamente al mantenimiento del empleo”, explicaba el real decreto ley.

¿Cuando llegará la hora del trabajo decente?

Ayúdanos a compartir este texto

Una agenda política

Alejándose del ruido y de la extraordinaria mediatización -ya hasta aburrir- de la campaña electoral, Adela Cortina publicaba ayer un buen artículo de opinión, proponiedo una agenda política al próximo Gobierno de España. Cortina basa su propuesta en lo que considera las principales prioridades: la Educación, el Empleo (de calidad y seguro) y la Seguridad Social. Tres piezas fundamentales del Estado de Bienestar que deben ser protegidos de las reglas del mercado puro y duro.

«• Educación, urge invertir en la educación universal, pero no distribuyendo libros, inundando de ordenadores las escuelas, mucho menos pagando a los muchachos para que vayan a clase. Más vale apoyar a los profesores en la tarea de promover la responsabilidad, el esfuerzo bien orientado y la curiosidad por saber. Dar poder a las personas siempre es mejor que atiborrarlas de objetos, con los que no sabrán qué hacer si no los valoran. En cuanto a las universidades, es necesario invertir en innovación, sabiendo que procede tanto de las tecnologías como de las ciencias y las humanidades.

Por lo que se refiere al empleo, la creación de empleo estable es una prioridad, tanto desde el Estado mismo como mediante ayudas a las empresas que creen puestos de trabajo, potenciando la Responsabilidad Social Empresarial. Pero también urge diversificar el empleo estable, que puede ser a tiempo completo o parcial, siempre que genere derechos sociales proporcionales; ligar los trabajos temporales a la posibilidad de capacitación y cambio de empleo, porque “flexibilidad” no puede identificarse con disponibilidad del trabajador, despido libre y trabajo precario; incentivar el autoempleo; retrasar el plazo de jubilación obligatoria, para reducir la ratio de trabajadores-jubilados; incentivar el empleo juvenil; ajustar un ingreso básico de ciudadanía, siempre que no sustituya las prestaciones sociales.

Por último, pero en modo alguno en último lugar, el cuidado de quienes no pueden valerse por sí mismos exige garantizar una atención sanitaria universal y eficiente; crear empleos en áreas imprescindibles para el bienestar, como residencias de ancianos, centros de día, empresas de atención domiciliaria, guarderías; asegurar permisos por maternidad y paternidad, pero también para quienes se comprometen a cuidar de sus mayores, reconociendo como un derecho social el cuidado de niños y ancianos, amparado por el sistema público, e integrar a los inmigrantes desde la asistencia sanitaria, la escuela y la vida cotidiana.»

Ayúdanos a compartir este texto