I Foro Social Iraquí. Otro Irak es posible #FSI

La sociedad civil y los movimientos sociales han convocado para los días 26, 27 y 28 de septiembre de 2013 en Bagdad (Irak) el primer Foro Social Iraquí (FSI)Otro Irak es posible. Por la paz, los derechos humanos y la justicia social.

Proponen este lugar común para sumar sinergias y solidaridad internacional activa a fin de “construir un nuevo Irak basado en los principios de paz, respeto por los derechos humanos y justicia social, en colaboración con todos los que se adhieren a la Carta de Principios del FSM, adoptada en Porto Alegre en 2001“.

Los temas propuestos para la discusión se distribuyen en ocho bloques: I. Creación de un país cívico democrático. II. campañas de solidaridad internacional. III. Las minorías de Irak y los problemas del nacionalismo. IV. La distribución equitativa de la riqueza y la justicia social. V. Los sindicatos de trabajadores, los sindicatos y las asociaciones campesinas. VI. Las mujeres, los jóvenes y la niñez (desafíos, soluciones y perspectivas). VII. Las cuestiones económicas, sociales y culturales. VIII. La no violencia como una forma de cambio social, cultural y económica en Irak. Más de 100 actividades componen el Programa de trabajo. La organización del FSI ofrecerá su emisión en streamming (inglés y árabe).

Más info en Facebook y en twitter @IQSocialForum.

Ayúdanos a compartir este texto

Indignación y altermundialismo: dos décadas de resistencias globales

De cara al Foro Social Mundial  de Túnez | Sergio Ferrari*

Cuando el joven desempleado tunecino Mohamed Bouazizi se inmoló públicamente el 17 de diciembre de 2010, no imaginaba que su rabia individual explotaría rápidamente en indignación casi universal. Reconvertido en verdulero, y harto por el acoso oficial que le impedía trabajar libremente con su carretón, la denuncia de Bouazizi detonó en pocos días movilizaciones masivas en su país. Muy rápidamente, su indignación y la de su tierra desbordaban las fronteras regionales y continentales.

La protesta tunecina, que sacó finalmente del poder a Ben Ali, se extendió a Egipto y a otros países de la región, promoviendo cambios significativos en tiempos históricamente cortos. De esta manera, la así llamada “primavera árabe” comenzaba a socavar las bases de monarquías duras o democracias desgastadas mediante cambios internos relevantes.

Apenas separada por el Mar Mediterráneo, la revuelta del África nor-sahariana no tardó en acercar orillas para transformarse en indignación europea.

El 15 de mayo del 2011 detonó en Madrid un proceso de movilizaciones ciudadanas masivas que se extendieron por toda España y se reprodujeron en centenares de ciudades en más de cuarenta países del mundo. Como resultado de una marcha multitudinaria auto convocada  a través de Internet por la coalición Democracia Real Ya, los manifestantes ibéricos decidieron ocupar la capitalina Plaza del Sol, convirtiéndola durante semanas en su propio campamento urbano.

La ocupación, método de lucha recurrente empleado por muchos movimientos sociales en el mundo entero para defender sus reivindicaciones más sentidas, como la reforma agraria de “los sin tierra” o la vivienda popular de “los sin techo” brasileros”, se desplazaba así al mismo corazón de la Unión Europea. Se estaba inaugurando una masiva modalidad de protesta ciudadana. Centenares de plazas y parques adquirieron el formato de los conocidos plásticos negros y las carpas improvisadas de los acampados del Sur.

La exclusión social, cada vez más intensa y dramática; el desempleo creciente, especialmente entre los jóvenes; las políticas férreas de recortes al Estado social, y el desgaste crónico de las democracias tradicionales, aparecían como causas comunes de la movilización masificada en el Viejo Mundo.

Sigue leyendo

Ayúdanos a compartir este texto

Foro Social Mundial 2012

Frei Betto | @freibetto

Porto Alegre acogerá, del 24 al 29 de este mes de enero, al Foro Social Mundial (FSM), centrado en el tema “Crisis capitalista. Justicia social y ambiental”. El acontecimiento es una de las actividades preparatorias de la Cumbre de los Pueblos de Rio+20, que se reunirá en la Ciudad Maravillosa entre el 20 y el 21 de junio del 2012.

Se realiza este FSM en el momento en que varios pueblos se movilizan por la libertad y la democracia, como sucede en el mundo árabe. En Occidente la crisis del capitalismo suscita el movimiento Ocupen Wall Street. Las dos manifestaciones tienen en común claridad en cuanto a lo que no se quiere, aunque sin presentar propuestas alternativas viables.

El pasado 15 de octubre hubo movilizaciones en ¡mil ciudades de 82 países! En el mundo andino los pueblos indígenas cuestionan el modelo capitalista de desarrollo y rescatan los valores del buen vivir (sumak kamsay).

Como resultado de la incompetencia de un sistema que prioriza la acumulación privada de la riqueza en detrimento de los derechos humanos, sociales y ambientales, el capitalismo conoce ahora una nueva crisis. Ante ella, la reacción de los dueños del poder es la misma música de una sola nota: austeridad, recortes, aumento de impuestos y desempleo, flexibilización de las leyes laborales, congelamiento de salarios.

Se salvan los bancos y perece la población. Más miseria a la vista; jóvenes sin perspectiva de futuro, condenados a la droga y al crimen. Flujos migratorios desordenados. Por el lado de la esperanza, y después de tres décadas de globocolonización neoliberal, las manifestaciones señalan valores positivos como la empatía ante el sufrimiento ajeno, la solidaridad, la defensa de la igualdad, la búsqueda de justicia, el reconocimiento de la diversidad y la preservación ambiental. Sin ese universo ético no hay esperanza de que se construya otro mundo posible.

Sigue leyendo

Ayúdanos a compartir este texto

Comienzan los trabajos del Foro Social Mundial 2011 en Dakar

Miles de personas procedentes de los cinco continentes han tomado las calles de Dakar, en Senegal, para dar el pistoletazo de salida a la undécima edición del Foro Social Mundial, que arranca este lunes con el objetivo de debatir desde una perspectiva ciudadana, las alternativas a un contexto global “marcado por la profunda crisis del sistema neoliberal“.

La marcha inaugural se ha extendido tres kilómetros en dos de las principales avenidas de la capital senegalesa hasta culminar en un escenario instalado en el campus universitario de la Universidad Cheij Anta Diop de Dakar (UCAD), recinto que acogerá durante los próximos cinco días mesas redondas, debates, actividades culturales y artísticas con temáticas que irán desde la defensa de los Derechos Humanos hasta los fundamentos de una nueva economía social.

Seguir leyendo a Isabel Vega de EP.

Lugares donde poder realizar el seguimiento informativo.

CIRANDA

جسور

WSF Info

WSF TV

IPS

Open FSM

AMARC

Flamme d’Afrique

Ayúdanos a compartir este texto

“Hay que promover el Foro Social Mundial como un bien común de la humanidad”

Entrevista Chico Whitaker, del Foro Social Mundial (FSM), realizada por Sergio Ferrari y publicada en Adital.

Photo: Wolfgang Schmidt

Junto con otros militantes políticos y sociales de Brasil, Francisco “Chico” Whitaker es uno de los co-fundadores del FSM que vio la luz del día en Porto Alegre, en enero del 2001. Desde entonces se ha convertido en uno de los “ideólogos” de este nuevo proceso en marcha. Infatigable actor y pensador, a sus casi 80 años, Whitaker apuesta a ciertas “verdades esenciales” que definen esta nueva forma de hacer política y de construir ciudadanía planetaria. Y se lanza a sistematizar algunos elementos de análisis que sintetizan el proceso de los Foros. Galardonado con el Premio Nobel alternativo en el 2006, Chico Whitaker publicó en el 2008, “El desafío del FSM- Un modo de ver”, obra de referencia para el pensamiento altermundista.

SF: ¿Cómo sintetizaría los aportes conceptuales del Foro Social Mundial desde su nacimiento?

Whitaker: Tal vez, a nivel didáctico y para simplificar una riquísima experiencia en construcción, me atrevería a hablar de cinco novedades principales del proceso del FSM. La primera, la creación de estas plazas o espacios a nivel internacional. Antes no existían y cada organización, campaña o movimiento hacían sus propios encuentros, incluso a nivel mundial. Pero no contábamos con espacios comunes a todos, en torno a un objetivo principal que compartimos.
La segunda novedad, es la organización de ese espacio de tal forma que facilita el reconocimiento y aprendizaje mutuo, el intercambio de experiencias, la identificación de convergencias y la posibilidad de nuevas alianzas.
La tercera, el hecho de comenzar a considerarse como positivo, en la lucha política, la diversidad de acciones y la autonomía de los diferentes actores. El respeto a la diversidad sobresale como uno de los principios básicos de la Carta de Principios del FSM.
Si hablo de una cuarta novedad, quiero referirme a la construcción de una nueva cultura política, basada en la horizontalidad de las relaciones, en la corresponsabilidad, en la preocupación de no imponer sino dialogar, en la búsqueda del consenso que nos hace a todos más felices y más fuertes. Una cultura política que se corresponde con el “Otro Mundo Posible”.

Sigue leyendo

Ayúdanos a compartir este texto

Si me necesitas, me encuentras.

Siempre hay que poner en valor a la gente que nunca desfallece. El Foro Social de Almería le pone rostro al pueblo romaní. La campaña va directa a la yugular de quienes utilizan a un pueblo o a un colectivo para agitar banderas racistas y xenófobas.

Como bien dicen ellos en el manifiesto:

Constatamos que, parte de la humanidad (y en ella algunos partidos y gobiernos) no han aprendido, de las páginas más siniestras de la historia, comportamientos y actitudes de valoración y comprensión de los demás. Muy al contrario, produce alarma e indignación, asistir a expulsiones racistas y limpiezas étnicas, promovidas desde el racismo de estado, con la complicidad y beneplácito de diversos gobiernos y parlamentos; sin que los tribunales internacionales de justicia se hayan decidido a parar hechos tan aberrantes.

Jornada de protesta contra el PAYO SARKOZY (pegatina 2)

Más fotos.

Ayúdanos a compartir este texto

FSM 2011 | Rumbo a Dakar

El Foro Social Mundial vuelve a África cuatro años después. Dakar acoge, entre el 6 y el 11 de febrero de 2011, la celebración la undécima edición de este encuentro de sinergias, de solidaridades, de lucha y, sobre todo, de respuestas/propuestas. Durante el 2010 se construyeron y fortalercieron respuestas alternativas a la crisis mundial para acabar el trayecto en la capital del Senegal. Seis días que contará con una gran marcha; la celebración del día de África, cientos de actividades, asambleas temáticas y la asamblea general.

Con todas sus diferencias sociopolíticas, con todas sus dificultades, sigue siendo un buen lugar (eu-topía) para plantear un nuevo modelo de relaciones en la sociedad que nos permita vivir en mayor armonia entre todos y todas, respetar el medio ambiente, avanzar en mayores cotas de igualdad, apostar por un trabajo decente, vivir el pacifismo… y para ello, es imprescindible, más si cabe, globalizar la esperanza. Ésta se nos ofrece “en razón de los pobres, de aquellos y aquellas que no se pueden permitir perderla porque se quedan sin nada”. Lo necesitamos por motivos de justicia, de solidaridad y de supervivencia.

“Y por todo el mundo comenzó a utilizarse la palabra «otro» para expresar el sentido de las búsquedas que se hacían en la lucha por un mundo con más justicia y más paz”.

Otro mundo es posible.

[Acompañamiento musical: Otro Mundo, del álbum La Radiolina de Manu Chao]

Ayúdanos a compartir este texto

Otro mundo es posible, otro Detroit se está construyendo

| Amy Goodman |

“Tengo un sueño”. Si le preguntas a cualquiera dónde pronunció por primera vez esas palabras el Reverendo Martin Luther King Jr., te responderá probablemente que fue en la Marcha sobre Washington en agosto de 1963. Pero de hecho lo hizo dos meses antes, el 23 de junio, en Detroit, cuando encabezaba una marcha por la Avenida Woodward.

“Tengo un sueño de que un día en Georgia, Mississippi y Alabama, los hijos de los ex esclavos y los hijos de los ex propietarios de esclavos serán capaces de sentarse juntos en la mesa de la hermandad.”

“Tengo un sueño esta tarde, de que un día mis cuatro hijos pequeños no se encontrarán con la misma época que me encontré yo, sino que serán juzgados en base al contenido de su carácter y no por el color de su piel”.

“Tengo un sueño esta tarde de que un día aquí en Detroit, los negros podrán comprar o alquilar una casa en cualquier lugar que su dinero pueda pagar y que podrán conseguir un empleo”.

Cuarenta y siete años más tarde, miles de personas de todos los colores, religiones, clases y edades, quizá no hayan utilizado esas palabras exactas, pero marcharon por la misma avenida aquí en Detroit, con el mismo espíritu, para inaugurar el segundo Foro Social de Estados Unidos. Más de 10.000 ciudadanos, activistas y organizadores comunitarios llegaron de todas partes del mundo. Durante los cuatro días de talleres, asambleas y marchas que tiene el Foro se proponen fortalecer los movimientos sociales e impulsar una agenda progresista.

Sigue leyendo

Ayúdanos a compartir este texto

El Foro Social Mundial comienza con una reflexión sobre sus objetivos

Diez años después: Desafíos y propuestas para otro mundo posible“. Éste fue el tema del seminario que abrió las actividades del Forum Social Mundial 10 años, en Porto Alegre, Río Grande do Sul. El momento sirvió de reflexión sobre las verdaderas ganancias y pérdidas de la iniciativa que engloba a una diversidad de movimientos sociales de todo el mundo. Representantes de organizaciones y entidades que formaron la mesa reconocieron varias fallas del Forum, pero también fueron unánimes en afirmar que el proceso continúa siendo de construcción y que ya produjo muchos frutos. Francisco Whitaker, uno de los idealizadores del proyecto inicial del FSM, recordó momentos en los que el movimiento fue cuestionado en sus objetivos, además de otros en que el proceso parecía haberse debilitado, tomando como base la edición de Nairobi (África, en 2007), en la cual la participación de los movimientos no fue tan expresiva como la esperada. En la secuencia, vino la edición de Belém (Pará, Brasil, en 2009), donde el número de participantes volvió a ser significativo.

Sin embargo, para él, dentro del proyecto altermundista, en el que los movimientos sociales son los principales protagonistas, el FSM continúa cumpliendo su papel aglutinador y de articulación. “El FSM, como proyecto altermundista, continúa pautado en la solidaridad y no en el capital”, afirmó. Sin embargo, señaló algunas “fallas”. “Nosotros todavía estamos lejos de expandir lugares o espacios hacia todo el mundo y enraizarlos. Hay partes del mundo en las que el forum no llega y esas partes están enterradas por el modelo neoliberal. También aprovechamos poco la potencialidad de ese proceso”, dijo.

Seguir leyendo en Adital

Ayúdanos a compartir este texto

10 años construyedo otro mundo posible

En 2010, el Forum Social Mundial cumplirá 10 años. ¿Qué evaluación hace usted de estos diez años de proceso? ¿Cree que el FSM ha cumplido su objetivo inicial?

Chico Whitaker – Sí, pienso que sí. El objetivo inicial del FSM era romper con la dominación del “pensamiento único” en el que se basaba el Forum Económico Mundial de Davos: no hay otra alternativa más que el mercado como motor y regulador de la actividad económica. Y desde ese Forum, los “dueños del mundo” (multinacionales y dirigentes de los países más ricos) dictaban las reglas de la vida económica del planeta.

Era el comienzo de un nuevo siglo, en el que se comenzaba a superar, con manifestaciones de protesta y de resistencia contra el dominio del mundo por el capital, la perplejidad causada por la caída del Muro de Berlín, que simbolizó el desmoronamiento de toda una experiencia de construcción de socialismo. Centrado en lo “social” y no en lo “económico”, el primer Forum Social Mundial fue entonces organizado a partir de otra afirmación: “otro mundo es posible”. Con esto el Foro reencendió la llama de la esperanza y de la utopía.

Pero la forma en que fue organizado perseguía otro objetivo: el de facilitar la superación de las barreras y preconceptos que convertían en algo extremadamente fragmentado a este nuevo actor político que surgía, la sociedad civil. Como resultado, en pocos años la movilización social entonces llamada lucha “anti-mundialización” pasó a ser llamada movimiento “altermundialista”, o sea, de construcción de alternativas a una globalización sometida a los intereses del capital. Y por todo el mundo comenzó a utilizarse la palabra “otro” para expresar el sentido de las búsquedas que se hacían en la lucha por un mundo con más justicia y más paz.

Entrevista completa en Adital.

Ayúdanos a compartir este texto