Vosotros, los líderes, cumplir los compromisos #TomaNotaG20

■ Trabajar juntos para restablecer el crecimiento global y alcanzar las reformas necesarias en los sistemas financieros mundiales.
■ Poner las bases para una reforma que nos ayude a asegurarnos de que una crisis global como esta no volverá a ocurrir
■ Reforma de los mercados financieros.
■ Fortalecimiento de la transparencia y la responsabilidad.
■ Mejora de la regulación.
■ Promover la integridad de los mercados financieros.
■ Reforzar la cooperación internacional.
■ Reformar las instituciones financieras internacionales.

Básicamente estos fueron los principales compromisos del #G20 recogidos en la histórica declaración de Washington “Nosotros, los líderes” (16.11.2008), en la fase inicial del tsunami financiero. Siguen sin cumplirse, y lo peor es que la situación sigue siendo muy preocupante. Las víctimas no entienden de falsas esperanzas y de huecos compromisos. Hoy hay más pobres y más pobreza. Hoy el mundo es más indecente. Las víctimas son más y la justicia social es menor. ¿Creen que la cumbre en México, que se desarrolla estos días, tiene credibilidad? Apuesto que no y con ello, admito que quiero equivocarme. Una cumbre economicista —solo hay que ver el perfil de los sherpas— volverá a dejar en el olvido situar en el centro de todas las prioridades a las personas y su mayor aspiración: el trabajo decente. Veremos.

 

Ayúdanos a compartir este texto

El mundo del trabajo ante la cumbre del #G20

Another world is

Declaración de la Agrupación Global Unión a la cumbre del G20 en Cannes, Francia los días 3 y 4 de noviembre de 2011.

Los Líderes del G20 se reúnen en Cannes en un momento en que la crisis financiera, económica y social que afectó a gran parte de la economía mundial en 2008 entra en una “nueva fase peligrosa”. El crecimiento económico se está desacelerando en casi todos los países y, en los países industrializados, la incipiente recuperación de 2010-2011 ya se ha desvanecido. Las proyecciones para el crecimiento en los países del G7 auguran solamente el 0,2% para el último trimestre de 2011. Se prevén caídas del PIB en las principales economías de la zona euro.

Las economías emergentes y en desarrollo, donde el crecimiento había sido más rápido, también están en desaceleración. Mientras tanto, el desempleo mundial sigue afectando a más de 200 millones de personas, es decir, 27 millones más por encima de su nivel previo a la crisis. Además, la desaceleración del crecimiento amenaza con incrementar los 84 millones de personas que ya se encuentran en situación de extrema pobreza desde que empezó la crisis. Los mercados financieros ahora son presa del pánico a causa de la falta de crecimiento. Los intentos por reducir a corto plazo el déficit público sólo conseguirán deprimir aún más el crecimiento y se corre el riesgo de que varias economías del G20 caigan de nuevo en una renovada recesión con consecuencias económicas, sociales, e inclusive políticas, devastadoras.

Sigue leyendo

Ayúdanos a compartir este texto

Dinero y recortes

Por aquí se mueve dinero ►  Las transacciones especulativas, incluyendo los derivados financieros, aportaron a los bancos 605 billones de dólares en 2010, lo que representa 10 veces el PIB mundial [OCDE, pdf]. Según las autoridades especulativas, esta pasta está prácticamente libre de impuestos.

Y por acá se realizan recortesPlan de gobernanza económica y pacto del Euro.

El que no haya todavía una aportación de esas ganancias a la economía real es por la falta de un acuerdo político global que haga posible una justa tasa sobre las transacciones económicas. Y no lo hay por dos motivos fundamentales: existe una mayoría ideológica que está de acuerdo en esta doble injusticia (sin impuestos y sin derechos) y, dos, todavía falta más presión social para que pueda ser una realidad. No es conciliable exigir más ajustes habiendo una capacidad manifiesta de ingresos. La próxima cumbre del G20 (noviembre 2011-Francia) debe de ser el lugar para hacer visible esta reivindicación. Sarkozy es un apasionado defensor de esta tasa.

Ayúdanos a compartir este texto

Esperando respuestas del G20

I. Se reune el G20 en Francia. El grupo que pretende liderar los movimientos políticos en el planeta, debe de resolver unas cuantas decisiones que ya no tienen espera; y en otras cuestines se les espera que tengan un nítido pronunciamiento.

II. La antesala de la cumbre tiene tres nombres propios: la crisis ha generado más pobreza y más pobres en todo el mundo; las instituciones políticas y financieras deben situar al ser humano en el centro de sus prioridades, por tanto prevenir catástrofes políticas y económicas como la que estamos viviendo; y la tercera, la “ola de cambio” -y que debiera convertise en tsunami- en defensa de la libertad y el respeto de la gente que ha comenzado por los países del Magreb.

III. Una de las respuestas que se barajan, responde a un clamor social: un impuesto a las transacciones financieras especulativas (conocido también como “Tasa Robin Hood”) con la que recaudar fondos para luchar contra la pobreza. Países con peso en el Grupo, como Alemania y Francia, se manifiestasn a su favor. Es una opción política justa para decirle a quienes trafican en bolsa con el único objetivo de obtener beneficios, que un porcentaje de éste (el 0,05%) irá destinado al ejercicio de la solidaridad.

IV. No puede dilatarse por más tiempo la gran reforma de las instituciones paridas en el consenso posterior a la II Guerra Mundial. El diágnostico y el compromiso sobre una gran reforma en el FMI se realizó en aquella cumbre que solemnemente se comprometió, hace algunos años ya, en aquella declaración llamada “Nosotros los líderes”. Más si cabe cuando hemos constantado, apenas unos días atrás,  el deficiente papel en políticas preventivas. La cumbre francesa, aún llegando tarde, debe de plasmar los cambios en base a criterios, objetivos y el establecimiento de un calendario.

V. La “ola de cambio” que están protagonizando los países del norte de África, en el reclamo más elemental de la gente y, por tanto de la política, como son respeto y libertad debe de obligar al G20 a manifestarse en favor de estos acontecimientos y rechazar, de forma palpable, las respuestas violentas que se están dando a las revueltas pacíficas. Pero que no se confundan, esta “ola de cambio en el mundo islámico” , como les gusta llamar a los medios por sus implicaciones culturales, tendría que pasar a tsunami. Más de 50 países, en todo el mundo, tienen establecidos regímenes autoritarios -en breve mostraré el mapa que estoy elaborando- y millones de personas sufren la opresión de sus dictadores.

VI. Finalmente, estamos esperanzados en el papel que pueda jugar la nueva Presidenta de Brasil. Dilma Roussef se incorpora al Grupo en un tiempo de profunda desesperanza y descredito en el ambito político.

VII. ¿Hasta dónde llegarán las respuestas?

Ayúdanos a compartir este texto

Impuesto transacciones financieras y paraísos fiscales

La Plataforma 2015 y más, ATTAC, CCOO y UGT han puesto en marcha la campaña “por un Impuesto a las Transacciones Financieras (ITF) y la supresión de los paraísos fiscales” (pdf). De momento, puedes adherirte con tu firma y comprometerte, si lo consideras justo, en la difusión de la inicitiva.

«La implantación del impuesto tiene un objeto recaudatorio
pero también es un instrumento regularizador, de control y de transparencia,
y sirve para mantener el Estado de bienestar y la lucha contra la pobreza y sus causas.»

Ayúdanos a compartir este texto

Una forma de medir la cumbre del G20

“En la crisis del empleo, lo peor aún está por venir, y hemos expuesto a los líderes del G20 que para medir el éxito de esta Cumbre habrá que ver la manera en que los gobiernos piensan mantener y crear empleos decentes como una prioridad esencial y urgente. Les hemos transmitido este mensaje y hemos expresado nuestras principales inquietudes: regulación financiera, reforma de las instituciones financieras mundiales, una tasa global sobre las transacciones financieras y una Carta para una Actividad Económica Sostenible efectiva, que aporte justicia social, respeto de los derechos de los trabajadores y gobernanza corporativa”

Guy Ryder, Secretario General de la CSI

Ayúdanos a compartir este texto

Hace falta ya una reforma del sistema multilateral

«La crisis de gobierno internacional no será superada multiplicando foros ad hoc, que van desde el G8 y el G14 hasta el G20, o cualquiera otro que pueda crearse en el futuro. Estos foros sólo pueden tener éxito si nos ayudan a regresar a la reforma del sistema multilateral».

Lula, Presidente de Brasil, en un artículo de opinión a escasas horas del inicio de la cumbre del G20.

Ayúdanos a compartir este texto

G20: un año después del crack

| Josep Maria Antentas y Esther Vivas | desde el correo electrónico.

Justo cuando se cumple apenas un año del estallido de la “gran crisis” en septiembre pasado, el G20 afronta su nueva cumbre en Pittsburgh. Este tercer round, después de los encuentros de Washington y Londres, llega en medio de una intensa cháchara desplegada por los principales gobiernos acerca del fin de la crisis. El coro de voces es claro: lo peor ya pasó, la recuperación se aproxima y enfilamos la recta final. Asunto concluido. Y dentro de poco tiempo, business as usual. Quizá, en el fondo, la cosa no era tan grave.

La realidad, sin embargo, es bien distinta. Como señala el economista francés Michel Husson: “Suponer que la recesión pueda ser borrada por una mini-recuperación, es no ver más allá de la punta de la nariz (…). Los próximos meses verán pues ponerse en marcha un nuevo bucle recesivo alimentado por dos mecanismos que no actúan aún. En primer lugar, la demanda salarial va a acabar por estancarse debido a la bajada del empleo y el bloqueo de los salarios. A la vez, las medidas destinadas a reabsorber los déficits presupuestarios van a anular progresivamente el efecto de arrastre de los gastos públicos y sociales sobre la actividad económica. Tenemos, al contrario, ante nosotros varios años de crecimiento deprimido y de medidas de austeridad destinadas a enjugar los planes de relanzamiento.”

Sigue leyendo

Ayúdanos a compartir este texto

Reventar de silencio

La coexistencia de tanta injusticia social con la impunidad y las recompensas de los causantes de esta crisis deja una sensación de impotencia, de burla y de desamparo.

| José Carlos Fajardo | Profesor Emérito de la UCM. Director del CCS

El ex presidente de General Motors, forzado a dimitir por la Administración de Obama, ha sido “indemnizado” con casi diez millones de dólares durante los próximos cinco años. Grandes compañías de seguros y bancos, salvados de la quiebra con dinero de los ciudadanos, han acordado restaurar el sistema de bonos para sus ejecutivos. Una de las causas de la catástrofe económica que padecemos. Ejecutivos cesados en sus puestos por cómplices en la crisis, están siendo contratados por otras empresas del sector.

El acuerdo del G20 para terminar con los paraísos fiscales ha quedado en agua de borrajas. Los bancos en la Unión Europea, en Estados Unidos, Canadá y Japón reciben escandalosos subsidios por sus Gobiernos para dar liquidez al sistema crediticio.

Pero mantienen cerrada la concesión de créditos a particulares y a pequeños empresarios, mientras destinan esos fondos a liquidar sus deudas en el extranjero. Reciben de los Estados el dinero al 1% y lo venden a sus empleados y a empresas vinculadas al 8% y hasta al 10%. Nadie parece ruborizarse. La vida sigue.

Estos mismos bancos han ejecutado créditos avalados por inmuebles a particulares sin consideración alguna y los están vendiendo a mitad de precio a empleados, amigos y testaferros, a quienes sí facilitan créditos muy ventajosos. Algunos con moratorias de un año para comenzar a pagar las letras. Quizás se descubra aquí otra fuente de blanqueo de dineros ocultos que afloran enmascarados. Bancos como Santander, Bilbao y Cajas poderosas han vendido sus sedes y locales, no se sabe a quién, y se los han alquilado a sí mismos. Pinchada la colosal “burbuja del ladrillo”, en España hay un millón de viviendas sin vender y más del doble en fase de construcción ralentizada. Los promotores se quejan de que es un escándalo que desciendan los precios hasta un 20%. ¡Ojala bajasen al 50%! ¿No es esa la ley del mercado: se produce lo que se vende y se vende como se puede?

Sigue leyendo

Ayúdanos a compartir este texto