Naciones Unidas lanza un nuevo plan contra la mortalidad infantil

■ Salvar 2 millones de niñas y niños por año
■ En 2011 murieron casi 7 millones de menores de 5 años
■ Mayor número de víctimas: África subsahariana y Asia meridional

La UNICEF y la Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzaron este viernes en Ginebra un Plan de Acción Mundial que intenta reducir la muerte anual de 2 millones de infantes en todo el mundo. El Plan se concentra en la lucha contra la diarrea y la neumonía, dos de las principales enfermedades que causan la mayor cantidad de muertes entre menores de cinco años.

El mismo intenta implementar una mayor y mejor prevención y tratamiento de esos dos flagelos. Sin excluir el uso de nuevas vacunas. Una buena nutrición y un ambiente limpio son factores esenciales para proteger a los infantes.

La pobreza extrema es la causa de mayor responsabilidad en la mortalidad infantil, especialmente aquella ligada a enfermedades previsibles. Casi el 90% de las muertes por neumonía y diarrea se producen actualmente en el África subsahariana y Asia meridional.

Sigue leyendo

Ayúdanos a compartir este texto

Prioridades de la Alianza contra la pobreza #cartapobrezacero

Las organizaciones de la sociedad civil que trabajan contra la pobreza y sus causas han remitido una carta abierta al Secretario General de las Naciones Unidas, que resume en estas cinco notas:

I. Se agrava el problema en España. Aumentan las personas en situación de exclusión y pobreza. Cerca de 12 millones y medio de personas , el 26,9% de la población según los datos del INE de 2011.

II. Solicitan crear un Comité Internacional Permanente para seguir actuando ante la demanda de millones de personas que exigen respuestas: @pobrezacero!

III. Exigen una estrategia clara, con mayor voluntad y compromisos políticos que aborden «el mayor problema que afronta el mundo en la actualidad».

IV. Consideran que las personas deberían estar en el centro de las políticas públicas, reclamando una reorientación económica, regulación financiera y medioambiental. Con medidas como: creación de sistemas fiscales eficaces y distributivas  que garanticen recursos para derechos sociales, económicos, culturales y políticos. El Impuesto a las Transacciones Financieras especulativas a nivel global. La lucha contra los paraísos fiscales, la corrupción y la malversación o la revisión de la deuda.

V. Erradicar la pobreza es una obligación política de los Estados y una cuestión de justicia.

 

■ Si quieres comentar este texto en Twitter, utiliza esta etiqueta #cartapobrezacero
■ También puedes añadir tu opinión en la página de otromundoesposible en Facebook.
■ El texto íntegro de la carta puedes leerlo en la web de la Alianza Española contra la Pobreza

Ayúdanos a compartir este texto

Estatuto de Palestina en las Naciones Unidas

Resolución aprobada el 29 de noviembre de 2012 que decide conceder a Palestina la condición de Estado observador no Miembro en la ONU. Un hito y un reconocimiento histórico.

[gview file=”http://www.otromundoesposible.com/wp-content/uploads/2012/11/resolucion_palestina.pdf” height=”700″ save=”0″]

Resultado de la votación.

Texto de las intervenciones en la Asamblea General (inglés)

Ayúdanos a compartir este texto

¿Cuánta sostenibilidad tolera la economía verde? #Rioplus20

@LeonardoBoff

Tres son los actores principales de la Río+20: los representantes oficiales de los Estados y gobiernos, los Empresarios y la Cúpula de los Pueblos. Cada grupo es portador de un proyecto y de una visión de futuro.

Los representantes oficiales, considerando el Borrador Zero, vuelven a proponer el desgastado desarrollo sostenible, ahora pintado de verde. Olvidan confesar, sin embargo, que él fracasó rotundamente. Dice Gorbachov: el actual modelo de crecimiento económico es insostenible; engendra crisis, injusticia social y el peligro de una catástrofe ambiental (O Globo 8/6/2012). Los principales elementos que sustentan la vida están degradándose, anunció en 2005 la Evaluación Sistémica de los Ecosistemas del Milenio, y ha repetido el reciente informe del PNUMA. El Borrador Cero de la Río+20 reconoce: «el desarrollo sostenible sigue siendo un objetivo distante» (n.13). Con su fe dogmática en el desarrollo sostenible que, en el fondo, es crecimiento material, siguen proponiendo más de lo mismo.

De forma contundente Gorbachov todavía dice: «veinte años después de la Río-92 estamos rodeados de cinismo y, para muchos, de desesperación». ¿No habrán sufrido los agentes del actual sistema mundial una especie de lobotomía? No sienten la urgencia de la amenaza ambiental. Prefieren salvar el sistema financiero y los bancos a garantizar la vida y proteger la Terra. Ya tiene la luz roja encendida y el cheque especial.

Sigue leyendo

Ayúdanos a compartir este texto

Ausencia de un relato nuevo en Río+20 #nuestrofuturo

@LeonardoBoff

El vacío básico del documento de la ONU para la Río 20 reside en una completa ausencia de un relato o de una cosmología nuevos que pudieran garantizar la esperanza del «futuro que queremos», lema del gran encuentro. Tal como está, niega cualquier futuro prometedor.

Para sus formuladores, el futuro depende de la economía, poco importa el adjetivo que se le agregue: sostenible o verde. Especialmente la economía verde realiza el gran asalto al último reducto de la naturaleza: transformar en mercancía y poner precio a aquello que es común, natural, vital e insustituible para la vida como el agua, los suelos, la fertilidad, las selvas, los genes etcétera. Lo que pertenece a la vida es sagrado y no puede ir al mercado de los negocios. Pero está yendo, bajo este imperativo categórico: aprópiate de todo, haz comercio con todo, especialmente con la naturaleza y con sus bienes y servicios.

He aquí el supremo egocentrismo y arrogancia de los seres humanos, llamado también antropocentrismo. Éstos ven a la Tierra como un almacén de recursos sólo para ellos, sin darse cuenta de que no somos los únicos que habitamos la Tierra ni somos sus propietarios; no nos sentimos parte de la naturaleza, sino fuera y por encima de ella como sus «dueños y señores». Olvidamos, sin embargo, que existe toda la comunidad de vida visible (5% de la biosfera) y cuatrillones de cuatrillones de microorganismos invisibles (95%) que garantizan la vitalidad y la fecundidad de la Tierra. Todos ellos pertenecen al condominio Tierra y tienen derecho a vivir y convivir con nosotros. Sin relaciones de interdependencia con ellos, ni siquiera podríamos existir. El documento no tiene en cuenta nada de esto. Podemos decir entonces que con él no hay salvación. Abre un camino hacia el abismo. Mientras tengamos tiempo, urge evitarlo.

Sigue leyendo

Ayúdanos a compartir este texto

Declaración de la ONU sobre Wikileaks

Ante los acontecimientos relacionados con la divulgación de comunicaciones diplomáticas por parte de la organización Wikileaks y la posterior publicación de dicha información  en los medios masivos de comunicación, el Relator Especial de las Naciones Unidas (ONU) para la Libertad de Opinión y de Expresión y la Relatora Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) consideran oportuno poner de presente una serie de principios jurídicos internacionales. Los relatores hacen un llamado a los Estados y a los demás actores relevantes para que tengan en cuenta los mencionados principios al responder a los acontecimientos mencionados.

1. El derecho de acceso a la información en poder de autoridades públicas es un derecho humano fundamental sometido a un estricto régimen de excepciones. El derecho a la libertad de expresión protege el derecho de toda persona a tener libre acceso a la información pública y a conocer las actuaciones de los gobiernos. Se trata de un derecho particularmente importante para la consolidación, el funcionamiento y la preservación de los sistemas democráticos, por lo cual ha recibido un alto grado de atención por parte de la comunidad internacional. Sin la garantía de este derecho sería imposible conocer la verdad, exigir una adecuada rendición de cuentas y ejercer de manera integral los derechos de participación política. Las autoridades nacionales deben adoptar medidas activas a fin de asegurar el principio de máxima transparencia, derrotar la cultura del secreto que todavía prevalece en muchos países y aumentar el flujo de información sujeta a divulgación.

Sigue leyendo

Ayúdanos a compartir este texto

Lula: multinacional y multiideológico

«El lulismo, si es que existe, hunde sus raíces en el sindicalismo, la lucha como presión y el acuerdo como respuesta. “El llamado mundo desarrollado tiene que comprender que la geopolítica ha cambiado. La democratización de África y el crecimiento de países como China, India y algunos de América del Sur sugiere una nueva dimensión. Yo no quiero la guerra, soy un hombre de diálogo, y en la cuestión nuclear Brasil tiene una política muy definida. Quiero agotar hasta el último minuto las posibilidades de un pacto con el presidente de Irán para que pueda seguir enriqueciendo uranio, teniendo nosotros la tranquilidad de que sólo lo va a utilizar para fines pacíficos. Mi límite son las decisiones de la ONU, a la que, por cierto, pretendo cambiar porque tal y como está representa muy poco. ¿Por qué Brasil no es miembro del Consejo de Seguridad? ¿Por qué no lo es India? ¿Por qué no hay ningún Estado africano? Si la ONU continúa así de débil, sin representatividad, con países con derecho de veto, nunca va a servir correctamente al gobierno global que se necesita”».

Entrevista completa a Lula da Silva, Presidente de Brasil.

Ayúdanos a compartir este texto

La reinvención de Naciones Unidas, una organización indispensable

| Miguel D’Escoto y Leonardo Boff |

[Abraham Canales, editor de www.otromundoesposible.com, se suma a la proclamación urgente de esta Declaración Universal del Bien Común de la Tierra y de la Humanidad. Si quieres adherirte, apúntalo en los comentarios. También uedes ayudar a difundirla entre tus amistades].

Afirmamos que Naciones Unidas es una organización indispensable para la salvación del mundo a pesar de que estamos plenamente conscientes del poco éxito que ha tenido en todo el tiempo de su existencia. Esto no obstante, las instituciones deben ser evaluadas no por el número de cosas “buenas” que pueden haber hecho. La evaluación de toda institución siempre deberá ser basada en el cumplimiento o logro de su razón de ser. De hecho, cosas que objetivamente pueden ser buenas, institucionalmente, pueden llegar a ser consideradas sin éxito y darnos la engañosa ilusión de que todo marcha bien. Naciones Unidas fue creada con un único propósito: detener lo que se temía era una racha irreversible de conflictos bélicos como las dos grandes en la primera mitad del siglo XX. Se pensó que había que ponerse de acuerdo en un código de comportamiento civilizado entre las naciones y crear una instancia judicial para dirimir controversias sin tener que recurrir a guerras.

Se pensó también que además de respetar el imperio del derecho en las relaciones internacionales, era imprescindible desactivar una bomba de tiempo que más temprano que tarde podría estallar en otra guerra mundial aun más sangrienta que las dos anteriores: el hambre y la pobreza existentes ya hace 64 años. Éstas fueron las razones que llevaron a la suscripción de la Carta de San Francisco y a la creación de las Instituciones de Breton Woods, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, que, en verdad, en vez de propiciar la superación de la pobreza en el mundo, han ayudado a profundizarla más.

Cabe notar que en el tiempo de su creación, Naciones Unidas no tenía la conciencia de la cuestión ambiental y de las graves amenazas que en el futuro iban a desafiar a todos los pueblos. Buscaba con razón el Bien Común de todas las sociedades, que hoy, con la conciencia que tenemos, debe ser enriquecido con el Bien Común de la Tierra y de la Humanidad.

Sigue leyendo

Ayúdanos a compartir este texto

¿Debe la ONU proclamar el Estado palestino?

| Henry Siegman |

La comunidad internacional quizá está empezando a tomar nota de lo absolutamente inútiles que son las expectativas de que un gobierno israelí acepte un acuerdo de paz justo y viable que acabe con el sometimiento y la negación de todos los derechos nacionales e individuales que sufre el pueblo palestino desde hace más de cuarenta años. Y es de esperar que ése sea el sentido en el que el jefe de la política exterior de la Unión Europea, Javier Solana, ha propuesto que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas asuma la responsabilidad de instaurar un Estado palestino en un plazo determinado de tiempo si para entonces no se ha llegado a un acuerdo entre las partes. Después, el Consejo de Seguridad establecería las fronteras internacionales de Israel y el nuevo Estado y formularía los parámetros para la resolución de cada uno de los otros problemas relacionados con el estatus permanente: Jerusalén, los refugiados y la seguridad.

Evidentemente, todo esto es imposible sin el consentimiento y el liderazgo de Estados Unidos, que no parece probable que se den si se considera, equivocadamente, que dicha propuesta supone un castigo por la falta de acción, y no lo que realmente es: la intención original de las resoluciones 242 y 338 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, que reclamaban la vuelta de Israel a las fronteras de 1967.

Sigue leyendo

Ayúdanos a compartir este texto