La economía no puede desprenderse de la ética #biencomún #ebc

“Noto unas expectativas muy elevadas, algo que me emociona”, así comenzó su conferencia, en La Nau de la Universitat de València, Christian Felber, creador de la Economía del Bien Común. Un modelo alternativo que, como toda teoría postmoderna, no nos presenta una idea nueva, sino que bebe de fuentes filosóficas como la ilustración, el cristianismo o el ecofeminismo.

El punto de partida es el valor de la dignidad humana, ese es el principio y fin de todo. Esta afirmación significa que todas las personas, por el mero hecho de serlo, tenemos un valor y que todas tenemos el mismo valor. Por eso, los derechos humanos son universales. Felber considera que en estos momentos estamos en una segunda generación de derechos que tienen como objetivo la satisfacción de necesidades de la ciudadanía. Esta es la misma finalidad que los libros de texto y las Constituciones de los países democráticos atribuyen a la economía y sobre la que hay un amplio consenso.

Sin embargo, Felber detecta tres contradicciones que propone superar. El primer cambio a abordar es el de poner la práctica económica en concordancia con lo aprobado en las Constituciones. El segundo, el de sustituir dos reglas del juego tóxicas para las empresas: el afán de lucro y la competencia, por la búsqueda del bien común y la cooperación. Por último, plantea modificar los indicadores a través de los que se mide actualmente el éxito económico: el PIB y el beneficio empresarial, porque si el objetivo es la satisfacción de necesidades, es claramente insuficiente. Por el contrario, deberíamos consensuar aquellos ítems que reflejen mejor la “Felicidad Interna Bruta”.

Esta nueva filosofía ya ha empezado a aplicarse en más de 200 empresas de su país natal, Austria, y ha empezado a extenderse a otros países europeos. En ellas se mide cómo aporta a las necesidades humanas su producto o servicio, las condiciones laborales, la igualdad de oportunidades, el grado de participación en la toma de decisiones o su huella ecológica. También se ha comenzado a implantar en algunos municipios que, además de hacerse estas preguntas en sus empresas municipales, miden el grado de satisfacción de la ciudadanía y dan pasos hacia una democracia más real.

Christian Felber no tiene prisa, sabe que es un proceso lento que debe experimentarse en espacios pequeños donde hay más posibilidad de construir, de forma democrática, estructuras que pongan en el centro a las personas y tengan como horizonte el bien común.

Foto | Amnistía Internacional Valencia

Puedes comentar este texto en Twitter utilizando la etiqueta #ebc o en nuestra página de Facebook.

Ayúdanos a compartir este texto

El capitalismo de casino sigue muy vigente… según el #FMI

— No se ha abordado el papel de los “bancos en la sombra” y se están desplazando muchas actividades hacia ese sector, ya que no está regulado.

— De nuevo se está sorteando la regulación con productos innovadores muy sofisticados.

— En lugar de solucionar los problemas que generan las entidades demasiado grandes para quebrar, se incrementa su grado de concentración y los grandes grupos con ventajas de escala podrán estar en mejores condiciones para absorber los costes de regulación y como resultado quizá adquieran aún más prominencia.

Extracto del informe del FMI sobre la Estabilidad Financiera Internacional (pdf) citado por Joaquín Estefanía en el texto “Banca en sombra” (@El_Pais).

 

Ayúdanos a compartir este texto

Primero la gente

Primero la gente. Una mirada desde la ética del desarrollo a los principales problemas del mundo globalizado.
Amartya SenBernardo Kliksberg.

Este libro trata de algunos de los problemas más cruciales del mundo globalizado, aplicando la perspectiva de una nueva disciplina que ha despertado gran atención, la ética del desarrollo. El objetivo de esa disciplina es recuperar la relación perdida entre ética y economía, y superar la escisión entre ambas prevalente en el pensamiento convencional que ha tenido profundos impactos regresivos en el diseño de  políticas.

Los autores analizan las raíces profundas de problemas candentes y actuales del mundo globalizado, examinan algunas de las visiones predominantes sobre ellos, discuten activamente con esas visiones, plantean ideas y caminos alternativos para la resolución de los problemas.

Hay pensamiento, y muy rico, fuera del pensamiento convencional. Puede servir a la gente cuya dignidad y derechos al desarrollo y la libertad deben ser el objetivo final de cualquier economía.

Parece haber llegado la hora de reabrir definitivamente el debate sobre qué mundo queremos y profundizar en ello. (De la introducción)

Si te interesa su compra, aquí.

Puedes acceder a una vista previa en google books, aquí.

Ayúdanos a compartir este texto

Por una Europa social: No a ese pacto del Euro

Las medidas planteadas en el Plan de gobernanza econónica y en el pacto por el Euro tiene como objetivo, o al menos prima la cuestión, el reducir sistemáticamente el déficit y la deuda pública a cualquier precio. Con estas prioridades se genera más injusticias hacia los trabajadores y las trabajadoras, pervirtiendo -una vez más- el reparto de responsabilidades en esta crisis. Estas medidas, que se discuten en el Parlamento Europeo la próxima semana, argumentará la reducción de los salario y las pensiones, el recorte de la inversión pública y las prestaciones… llevándonos a un aumento de la desigualdad social. Son injustas como también erróneas, porque en los países de mayor dificultad no están ayudadando a mejorar la economía y porque genera más excepticismo entre los ciudadanos y las ciudadanas respecto a las instituciones europeas.

En el debate político “idílico”, ya que la ola azul también es europea, se podría optar a mejorar los compromisos económicos desde el prisma de los ingresos, es decir recaudando euros aplicando un justo porcentaje a los movimientos de transacciones financieras; ingresando euros procedentes de la eliminación de los paraísos fiscales (forma legal para trampear responsabilidades con el bien común); generar nuevas obligaciones fiscales progresivas…. y sobre todo, olvidarse de esa vieja fórmula de recortar derechos a los trabajadores y las trabajadoras, al demostrarse una y otra vez que no funciona.

Es momento de movilización.

#15M #acampadavlc

Ayúdanos a compartir este texto

Un mensaje de la Marcha Mundial de las Mujeres

Día internacional de las Mujeres, 8 de marzo 2011

Arrancamos el 2011 con esperanza y revolución en nuestros corazones y mentes, mientras apoyamos las luchas por la autodeterminación y democracias participativas en el norte de África y el mundo árabe. Los pueblos de Argelia, Bahrein, Egipto, Irán, Libia, Marruecos, Túnez y Siria han demostrado que los levantes masivos de mujeres y hombres tienen el poder de derrocar gobiernos y dictaduras. Las voces de las mujeres son cruciales para la construcción del pueblo, y en este Día Internacional de las Mujeres, renovamos el compromiso de luchar junto a nuestras compañeras para asegurar su participación activa en los procesos de transición de sus países.

Pasado un año del lanzamiento de la 3ra Acción Internacional, nosotras – feministas y activistas de la Marcha Mundial de las Mujeres – seguimos marchando, resistiendo, y construyendo alternativas. Renovamos nuestro compromiso organizarnos colectivamente hasta que todas nosotras seamos libres de la opresión y discriminación con las que lidiamos como mujeres. Tenemos el compromiso de fortalecer, consolidar y expandir nuestro movimiento de base, permanente, alrededor del mundo.

Sigue leyendo

Ayúdanos a compartir este texto

Inside Job

En la prensa seria de mi país, ni tan siquiera se le hace mención a Inside Job, el documental que en la pasada gala de los Oscar obtuvo el principal reconocimiento en su categoría. Dirigida por Charles Ferguson, aborda la crisis financiera mundial que se originó en los EEUU.

Para Ferguson, “el argumento central es que la desregulación, que comenzó en la década de 1980, da lugar a la aparición de lo que tiene, sin exageración, dado lugar a una industria criminal. El sistema  financiero norteamericano se ha convertido en una industria criminal, en particular la banca de inversión. (…)

En la película, pasamos por una lista de actividades criminales a gran escala, en los que las principales instituciones financieras ya han sido condenadas. En este sentido, se ha desarrollado una cultura en la banca de inversión estadounidense, donde no hay restricción en lo que la gente hace.

A medida que esta industria se ha vuelto más poderosa y rica, ha corrompido a instituciones y a personas”.

Ferguson, en su discurso de agradecimiento al recoger la estatuilla, no se mordió la lengua y dijo:

Discúlpenme, debo comenzar señalando que tres años después de la terrible crisis financiera provocada por fraudes masivos ni un solo ejecutivo financiero ha sido encarcelado.

No le falta razón.

And the winner is…

Ayúdanos a compartir este texto

Esperando respuestas del G20

I. Se reune el G20 en Francia. El grupo que pretende liderar los movimientos políticos en el planeta, debe de resolver unas cuantas decisiones que ya no tienen espera; y en otras cuestines se les espera que tengan un nítido pronunciamiento.

II. La antesala de la cumbre tiene tres nombres propios: la crisis ha generado más pobreza y más pobres en todo el mundo; las instituciones políticas y financieras deben situar al ser humano en el centro de sus prioridades, por tanto prevenir catástrofes políticas y económicas como la que estamos viviendo; y la tercera, la “ola de cambio” -y que debiera convertise en tsunami- en defensa de la libertad y el respeto de la gente que ha comenzado por los países del Magreb.

III. Una de las respuestas que se barajan, responde a un clamor social: un impuesto a las transacciones financieras especulativas (conocido también como “Tasa Robin Hood”) con la que recaudar fondos para luchar contra la pobreza. Países con peso en el Grupo, como Alemania y Francia, se manifiestasn a su favor. Es una opción política justa para decirle a quienes trafican en bolsa con el único objetivo de obtener beneficios, que un porcentaje de éste (el 0,05%) irá destinado al ejercicio de la solidaridad.

IV. No puede dilatarse por más tiempo la gran reforma de las instituciones paridas en el consenso posterior a la II Guerra Mundial. El diágnostico y el compromiso sobre una gran reforma en el FMI se realizó en aquella cumbre que solemnemente se comprometió, hace algunos años ya, en aquella declaración llamada “Nosotros los líderes”. Más si cabe cuando hemos constantado, apenas unos días atrás,  el deficiente papel en políticas preventivas. La cumbre francesa, aún llegando tarde, debe de plasmar los cambios en base a criterios, objetivos y el establecimiento de un calendario.

V. La “ola de cambio” que están protagonizando los países del norte de África, en el reclamo más elemental de la gente y, por tanto de la política, como son respeto y libertad debe de obligar al G20 a manifestarse en favor de estos acontecimientos y rechazar, de forma palpable, las respuestas violentas que se están dando a las revueltas pacíficas. Pero que no se confundan, esta “ola de cambio en el mundo islámico” , como les gusta llamar a los medios por sus implicaciones culturales, tendría que pasar a tsunami. Más de 50 países, en todo el mundo, tienen establecidos regímenes autoritarios -en breve mostraré el mapa que estoy elaborando- y millones de personas sufren la opresión de sus dictadores.

VI. Finalmente, estamos esperanzados en el papel que pueda jugar la nueva Presidenta de Brasil. Dilma Roussef se incorpora al Grupo en un tiempo de profunda desesperanza y descredito en el ambito político.

VII. ¿Hasta dónde llegarán las respuestas?

Ayúdanos a compartir este texto

Una década de crisis

Se confirman los pronósticos sobre la crisis social y económica española: todavía nos quedan 5 años para ver la luz.

Zapatero lo anunció en el último Pleno en el Congreso de los Diputados el 22 de diciembre de 2010:

Señorías, tenemos ante nosotros -no quiero ser excesivamente solemne pero debo ser lo suficientemente serio para apelar a la responsabilidad colectiva- cinco años decisivos para la prosperidad y el bienestar de España y de los españoles en las próximas décadas. Cinco años decisivos. Llevamos dos de lucha contra la crisis, haciendo reformas o proyectándolas hacia el futuro pero necesitaremos cinco años para corregir los desequilibrios estructurales de esta economía, cinco años. Y no es una tarea solo de un gobierno, tenga el color político que tenga, es una tarea colectiva, y como es una tarea colectiva debo decirles que adoptemos una óptica que nos permita sumar esfuerzos y llegar a acuerdos.
Esa óptica la tenemos, hay un poderoso hilo conductor que nos une, que es Europa y el euro, y un camino que debemos recorrer, que son los grandes acuerdos para renovar fundamentos de nuestra economía, de nuestra prosperidad y de nuestro país. Sabemos cuáles son. Son cinco años al menos los que vamos a necesitar para profundizar en todas y cada una de las grandes cuestiones que tenemos. Lo sabemos, pero debo ponerlo encima de la mesa. En primer lugar, la estabilidad fiscal a largo plazo y poner en marcha los mecanismos normativos que sean imprescindibles para garantizar esa estabilidad fiscal a largo plazo, dentro de la cual está la reforma de las pensiones. Sabemos que es un elemento determinante porque sabemos que el gasto público más importante es -y cada vez lo será más- el sistema de Seguridad Social y las pensiones.

Lo corrobora el consejero de delegado del “fuego amigo” en su artículo “la tercera Gran Depresión“:

El presidente del Gobierno, en su primer análisis realista, declaró que nos quedan cinco años para salir del túnel.

y CCOO, en pleno proceso de reformas y negociaciones:

No había conciencia de la gravedad de la crisis. Ahora sabemos que va a durar al menos cinco años. Por eso se dispara la tasa de ahorro, no hay inversiones. No sabemos cómo vamos a salir de esta con un sector financiero bloqueado.

Lo que viene a significar que tres años ya los hemos pasado, más estos cinco que confirman que nos quedan y que la realidad suele ser peor y más dura, podemos concluir que vamos a estar una década.

Agárrense los cinturones (a quién le quede, claro).

Ayúdanos a compartir este texto

Cuando China entra por la puerta, ¿qué sale por la ventana?

Acto I. Trabajemos de la mano. «Pekín apoya las medidas adoptadas por España para el reajuste económico y financiero» Li Keqiang, viceprimer ministro y ‘camarada y jefazo’ del Comité Central del Partido Comunista Chino.

Acto II. Comienza la visita oficial de Li Keqiang a España. «Somos un inversor duradero y responsable». China firmará en España contratos millonarios por “varios miles de millones de euros”.

Acto III. Mister Li Kequiang Marshall compra deuda española por un importe de 6.000 millones de euros. Antes de esta operación, China ya poseía cerca de un 20% en bonos del Tesoro, equivalente a 43.000 millones de euros.

Acto IV. Mister Li Kequiang Marshall firma 12 acuerdos comerciales con empresas españolas por valor de 5.600 millones de euros. ¡Han llegado los reyes magos de China!.

Acto V (y penúltimo). España como puerto de entrada para ChinaTribuna de opinión de Javier Solana y Javier Santiso.

../..

Cinco actos que nos evitan una larga explicación: cuando el dinero entra por la puerta, por la ventana salen… [derechos, pero no se lo digan a nadie no se nos vayan a mosquear].

Ayúdanos a compartir este texto

Los mercados financieros

Ahora, que tanto se hablan de ellos/ como algo abstracto/

Ahora, que la política / esa de sede parlamentaria y calles determinadas, se desmerece a si misma/

Ahora, los descubrimos cuando tienen cientos de años de existencia/

Ahora, que hay que echarle la culpa de todos los males/ que la política no ha sabido-no ha querido atender/

Ahora, hablamos de los mercados/

../..

Por cortesía del amigo Paco Álvarez, del blog «no le digas a mi madre que trabajo en la bolsa», puedes oir un audio (vía RNE3) sobre qué y quién son los mercados financieros.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.



Ayúdanos a compartir este texto