#15J: expresión de compromiso, solidaridad y de dignidad

En vísperas de una importantísima cumbre de Jefes de Estado de la Unión Europa, el movimiento sindical europeo y las distintas cumbres —de organizacones— sociales del país, han convocado movilizaciones para reclamar una “Europa más social y democrática. Por el empleo y la protección social”.

El #15J como expresión de compromiso por un proyecto político europeo que extienda sus “fronteras” democráticas frente a instituciones cada vez más deslegitimadas. Por una ciudadanía activa que participa de la política en sus ámbitos de representación y de legitimidad avalada, no solo en la protesta, sino en la capacidad de sumar voluntades para generar alternativas válidas y comunes. La política institucional nunca estuvo tan alejada de la ciudadanía ni de sus interlocutores sociales como en este tiempo tan convulso que nos ha tocada (con) vivir. Una convivencia cuestionada con la surgimiento, cada vez más fuerte y extendido, de expresiones populistas, demagógicas, xenófobas y racistas.

El #15J como expresión de solidaridad. Entendida como elemento de justicia en sociedades cada vez más empobrecidas. Ya no puede mirarse hacia otro lado. Las políticas basadas en la austeridad como predicamento absoluto contra el déficit son, más allá del fracaso, instrumentos de creación de víctimas y de dolor. Educación, sanidad, protección social… nuestros estados de bienestar  nos aproximan al ideario de sociedad decente y favorecen el desarrollo de la persona que sujeto político en común con el otro. Cada golpe, genera un tsunami de indignación, de rechazo y de acción.

El #15J como expresión de dignidad. La mayor aspiración de la gente sigue siendo un trabajo decente porque de el, nos va la vida digna. Este es el nudo gordiano de la igualdad (entre sexos, contra la pobreza…), por eso, la principal exigencia siguen siendo la de creación de empleo: la principal fuente de riqueza de la mayoría, el mejor lugar de socialización, aquí se hace y crece la solidaridad, el compromiso, la igualdad… El principio de las cosas esenciales de la vida. Dignidad!

La política institucional debería saber que cuando acaba un #15J, le sucede un #16J; y quienes nos comprometemos en política desde lo social, sabemos que los procesos son de recorrido, necesitado de formación, de comprensión, de suma de sinergias, y basado en el respeto. ¿Cabe de otra forma