Por el trabajo decente, rebélate


El camino para erradicar la pobreza y la precariedad vital es el #trabajodecente #Rebélate

 

¡Corre la voz!

Hoy 6 de octubre, se desarrolla la cuarta edición de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente en España. Con la convocatoria de decenas de asambleas y  manifestaciones por todo el país se quiere poner de manifiesto y  reclamar ese derecho humano, el trabajo decente para una vida digna: es la principal prioridad, la mayor aspiración de la gente.

También podemos incidir en nuestros ambientes personales y lugares de trabajo, en nuestras redes conversando y dialogando sobre esta realidad cada vez más problemática. Mucha gente no puede “ganarse la vida” por falta de empleo. Otros y otras trabajan en condiciones precarias, a la baja; obligados a trabajar de forma irregular…

Cuenta tú experiencia, tú propuesta, tú idea, tú denuncia, tú participación en la manifestación o en actos… compártelo; tuitea utilizando las etiquetas #trabajodecente#JMTD | #mani6oct.

Ayúdanos a compartir este texto

Coincidencias entre el impuesto de patrimonio y el empleo para jóvenes

#trabajodecenteEn el día que se aprueba una nueva reforma laboral encubierta, que supone la extensión infinita de la contratación temporal (y descausalizada) para la gente joven, -y se da así un pasito más hacia la precarización total de sus vidas-, el Gobierno de España anuncia la recuperación del reclamado impuesto de patrimonio. Extraña coincidencia.

Los ingresos que se estipulan con esta aportación de rentas superiores, en palabras del candidato socialista, son “para poder impulsar el empleo juvenil” que será de este tipo:

• Contrato de formación. El Ejecutivo ya había elevado —con la reforma laboral de 2010— de los 21 a los 25 años la edad máxima hasta la que un trabajador sin cualificación profesional puede tener un contrato de formación (el más barato para el empresario). Esa ampliación se iba a aplicar transitoriamente hasta 2011. Cumplida esa fecha, el pasado 26 de agosto volvió a elevar el tope de edad, hasta los 30 años, “transitoriamente” hasta fin de 2013. Ese contrato tiene una duración mínima de un año y máxima de tres. El sueldo es, al menos, el salario mínimo interprofesional (641 euros), pero en proporción al tiempo de trabajo: como máximo, el 75% de la jornada normal, porque el resto se dedica a formación.

• Contrato temporal. Durante dos años queda suspendida la regla aprobada en 2006 por la cual aquellos trabajadores que llevaran dos años con contratos temporales pasaban a ser fijos automáticamente. “En la actual coyuntura, la regla, lejos de fomentar la contratación indefinida, puede estar produciendo efectos indeseados de no renovación de contratos temporales y afectando negativamente al mantenimiento del empleo”, explicaba el real decreto ley.

¿Cuando llegará la hora del trabajo decente?

Ayúdanos a compartir este texto

Los derechos laborales en Egipto se escriben con R: represión y retroceso

La revuelta y la revolución en el país de las pirámides está dejando un panorama desolador en la legislación de los derechos de los trabajadores y las trabajadoras. El último informe elaborado por la Confederación Internacional Sindical, se pone de “serias deficiencias” al derecho a organizarse, a la negociación colectiva y a la huelga.”

En marzo, el Gobierno aprobó la Ley 34/2011 que prohíbe las huelgas y las manifestaciones que “dificulten la producción”, es decir, una forma legal de privar así a los trabajadores y las trabajadoras de este instrumento esencial para conseguir justicia económica y social y de un derecho fundamental conforme al Derecho Internacional.

La legislación no protege adecuadamente a las mujeres, a los discapacitados, a los homosexuales ni a las personas que viven con VIH/SIDA de todas las formas de discriminación, y tampoco exige igualdad de remuneración entre hombres y mujeres. La participación de la mujer en el mercado laboral es escasa y éstas se enfrentan a una brecha salarial considerable.

También se permite que los niños y las niñas trabajen en la agricultura, en el servicio doméstico o en empresas de propiedad familiar, por lo que, en definitiva, se están tolerando “legalmente” graves violaciones a los derechos de éstos como la explotación infantil.

Por R empieza la revuelta y la revolución; también por R comienza la represión y retroceso.

Acceso al informe completo «Internationally recognised core labour standards in Egypt» (pdf)

Ayúdanos a compartir este texto

La principal prioridad

Trabajo decente

Esta debería de haber sido la palabra clave más expresada en el debate de la Nación. La principal prioridad de este país. La mayor aspiración de la gente, la principal fuente de riqueza de la mayoría, el mejor lugar de socialización, aquí se hace y crece la solidaridad, el compromiso, la igualdad, etc; El principio de las cosas esenciales de la vida.

Ayúdanos a compartir este texto

El precio oculto del milagro del Golfo

Con la Copa Mundial de Fútbol 2022 en perspectiva, la Confederación Sindical Internacional revela la miseria de los trabajadores migrantes detrás del reluciente auge del Golfo – Doha (Qatar) y Dubai (EAU), países que son “aliados económicos” de España.

Ayúdanos a compartir este texto

El derecho de huelga en Egipto se criminaliza

El nuevo proceso democrático en Egipto, comienza con un considerable traspié. Sobre todo para la gran mayoría del país y para dignificar las relaciones laborales. Según he podido leer, se ha elaborado una propuesta legislativa por la cual la presión que puedan ejercer los trabajadores y las trabajadoras ante un conflicto laboral con el ejercicio de la huelga sería delito, tipificado con sanción económica y pena de cárcel. ¿Acaso se quedaron los asesores laborales de Mubarak en el gobierno de Sharaf? ¿Son los Chicago Boys que han aterrizado en el país de las pirámides para desconstruir -todavía más- la precaria situación laboral?

No creo que la mayoría de quienes ejercieron su lucha por su dignidad y por su libertad, por una sociedad nueva, se sientan cómodos con la propuesta. Es un grave e inesperado retroceso que ha sido calificado por el movimiento de trabajadores independientes de aquel país y reforzado por el sindicalismo mundial como “una traición de la revolución. Millones de trabajadores egipcios siguen trabajando a cambio de salarios de miseria, y privarles del derecho de huelga – un derecho fundamental según la ley internacional – sería eliminar un medio esencial para que los trabajadores y trabajadoras puedan lograr justicia económica y social. La represión de la actividad sindical legítima sofocaría también el desarrollo de una sociedad civil vibrante, algo que Egipto necesita desesperadamente para desarrollar la democracia”.

Se desistaló a un dictador para implantar una sociedad más justa. Esta propuesta es, por decirlo claramente, volver a la dictadura en el lugar, el trabajo, tan clave y transversal para configurar la dignidad humana y con ella, el proyecto de sociedad.

Ayúdanos a compartir este texto

Vivir con inseguridad económica: mujeres y trabajo precario

Presento el informe que acaba de hacer público la CSI con motivo del día internacional de la mujer trabajadora. Este documento:

1.- Hace hincapié en una segunda oleada de impactos en el empleo que afecta en particular a las mujeres y que apenas queda reflejada en las estadísticas oficiales y en las políticas de los Gobiernos.

2.- Cada vez hay más mujeres sin empleo y sin seguridad económica y siguen disminuyendo sus salarios.

3.- Se acentúa la existencia de una segunda oleada de impactos de la crisis para las mujeres, que no está suficientemente reconocida.

4.- Subraya el boom del trabajo precario e informal en prácticamente todos los países: las mujeres son las más afectadas por estas tendencias de los mercados laborales y subraya que la sobrerrepresentación de las mujeres en las formas de trabajo inseguro socava sus derechos, se perpetúa las desigualdades de género en las sociedades y sofoca las posibilidades de progreso económico sostenible.

5.- Cuestiona la asunción generalizada según la cual el incremento en la participación de las mujeres en el mercado laboral les ha proporcionado suficientes medios para garantizarles una seguridad económica.

6.- Sostiene que los indicadores estándar y los datos utilizados para medir los adelantos en los mercados de trabajo no captan hasta qué punto las mujeres están siendo arrastradas a una creciente inseguridad económica. A lo largo de las últimas décadas, millones de mujeres han sido empujadas a una vulnerabilidad financiera que desestabiliza su presente y su futuro. En muchos casos no hay datos sobre la situación concreta de las mujeres.

La lucha por la igualdad, es hoy más necesaria; es hoy un “lugar común” en el que vale la pena esforzarse todos los días.

Ayúdanos a compartir este texto