#15J: expresión de compromiso, solidaridad y de dignidad

En vísperas de una importantísima cumbre de Jefes de Estado de la Unión Europa, el movimiento sindical europeo y las distintas cumbres —de organizacones— sociales del país, han convocado movilizaciones para reclamar una “Europa más social y democrática. Por el empleo y la protección social”.

El #15J como expresión de compromiso por un proyecto político europeo que extienda sus “fronteras” democráticas frente a instituciones cada vez más deslegitimadas. Por una ciudadanía activa que participa de la política en sus ámbitos de representación y de legitimidad avalada, no solo en la protesta, sino en la capacidad de sumar voluntades para generar alternativas válidas y comunes. La política institucional nunca estuvo tan alejada de la ciudadanía ni de sus interlocutores sociales como en este tiempo tan convulso que nos ha tocada (con) vivir. Una convivencia cuestionada con la surgimiento, cada vez más fuerte y extendido, de expresiones populistas, demagógicas, xenófobas y racistas.

El #15J como expresión de solidaridad. Entendida como elemento de justicia en sociedades cada vez más empobrecidas. Ya no puede mirarse hacia otro lado. Las políticas basadas en la austeridad como predicamento absoluto contra el déficit son, más allá del fracaso, instrumentos de creación de víctimas y de dolor. Educación, sanidad, protección social… nuestros estados de bienestar  nos aproximan al ideario de sociedad decente y favorecen el desarrollo de la persona que sujeto político en común con el otro. Cada golpe, genera un tsunami de indignación, de rechazo y de acción.

El #15J como expresión de dignidad. La mayor aspiración de la gente sigue siendo un trabajo decente porque de el, nos va la vida digna. Este es el nudo gordiano de la igualdad (entre sexos, contra la pobreza…), por eso, la principal exigencia siguen siendo la de creación de empleo: la principal fuente de riqueza de la mayoría, el mejor lugar de socialización, aquí se hace y crece la solidaridad, el compromiso, la igualdad… El principio de las cosas esenciales de la vida. Dignidad!

La política institucional debería saber que cuando acaba un #15J, le sucede un #16J; y quienes nos comprometemos en política desde lo social, sabemos que los procesos son de recorrido, necesitado de formación, de comprensión, de suma de sinergias, y basado en el respeto. ¿Cabe de otra forma?

Imagen de previsualización de YouTube

Texto relacionado | Situación del empleo en la UE

Ayúdanos a compartir este texto

La situación del empleo en la Unión Europea #UE

Síntesis del estudio de la OIT que analiza la situación mundial del empleo, cinco años después del comienzo de la crisis financiera mundial, en la parte que examina a la Unión Europea.

Europa necesita 6 millones de nuevos empleos para volver a los niveles anteriores a la crisis.
■ La tasa de empleo de la UE-27 se sitúa en el  57,2% (IV.T2012). Disminuye 1,4 puntos desde el cuarto trimestre de 2007.
 Alemania, Austria, Hungría, Luxemburgo, Malta, Polonia y Rumanía (7 de los 27 países) han superado las tasas de empleo anteriores 2008.
■ La caída de la tasa de empleo es muy grave en Chipre, España, Grecia y Portugal (+ 3 puntos en los últimos 2 años).

 El desempleo, sobre todo el de los jóvenes, aumenta.
 La tasa de desempleo se situó en 10,9% y el número de desempleados en 26,5 millones. 4,3 puntos mayor que hace cinco años.
 El desempleo juvenil es alarmante: el 23,5 % en marzo 2013.
 El desempleo de larga duración aumenta y es motivo de desaliento: 11,7 millones de personas desempleadas de larga duración que suponen 5,7 millones más que en 2008.

Crecen las desigualdades y los riesgos de descontento social. Las desigualdades en los ingresos además de una creciente polarización de los salarios entre países. El riesgo de descontento social en la UE es 12 puntos más alta que antes del comienzo de la crisis mundial.

 Se reduce la inversión en proporción del PIB en 3,6 puntos. En 2012, la UE representó sólo 13,6 % de la inversión mundial cuando en el año 2000 fue del 23,4%. En enero 2013, aumentó las limitación de acceso al crédito. El 14% de las PYME’s en la zona del euro informaron sobre mayores restricciones de los criterios de concesión de créditos (11% en octubre 2012).
Sigue leyendo

Ayúdanos a compartir este texto

#14M jornada de acción europea contra la austeridad y por el empleo juvenil #140313youth

Ante la cumbre europea, prevista para el 14 y 15 de marzo, la CES está organizando una jornada de acción europea alrededor del 14 de marzo contra la austeridad y por el empleo para los jóvenes.

La austeridad no está funcionando. Se está empujando a la economía hacia la recesión y se aboca a la ciudadanía más vulnerables a la pobreza. Sólo un cambio de la gobernanza económica y política puede mejorar el empleo y el crecimiento. Necesitamos un cambio urgente de dirección. La Unión Europea tiene que tener una dimensión social fuerte. Esa es la razón por la Confederación Europea de Sindicatos organiza una jornada de acción europea para el 14 de marzo de 2013, en vísperas de la Cumbre Europea. Una de las prioridades de la acción será centrarse en los jóvenes que están pagando el precio más alto por la crisis y austeridad.

Juntos por un futuro mejor: No a la austeridad! Sí a puestos de trabajo para los jóvenes!

Los jóvenes están más expuestos al desempleo que cualquier otro grupo de edad. La explosión del desempleo y de la precariedad creciente de los jóvenes europeos están creando una situación insostenible. El equilibrio de la sociedad europea está siendo sacudido. Sólo un cambio de la gobernanza económica y política puede mejorar el empleo y la formación de los jóvenes. Necesitamos urgentemente cambiar de dirección.

En twitter:  #140313Youth | @etuc_ces | En facebook

 

Ayúdanos a compartir este texto

El agua como derecho humano @right2water #right2water #biencomún

www.right2water.eu | @right2water

wright2water.eu | @right2water | Firma

Es la Iniciativa Ciudadana Europea (ICE) que pretende recoger 1 millón de firmas de ciudadanos y ciudadanas comprometidas con este derecho humano. Tiene como objeto pedir que el agua sea un “bien común y no una mercancía” (título de esta ICE). El Comité ciudadano que dirige la iniciativa está compuesto por sindicalistas, académicos y activistas en defensa del agua.

Para poder apoyar esta ICE hay que ser ciudadana – ciudadano de la UE y tener edad para votar en las elecciones al Parlamento Europeo y rellenar el formulario específico de papel (pdf) o directamente en internet. Además de la firma, se pretende sensibilizar a la opinión pública con una acción gráfica: realizar fotos en fuentes de ciudades y pueblos. El plazo de esta Iniciativa finaliza en mayo de 2013.

Los promotores de la ICE quieren situar en la agenda política de la Unión Europea el establecimiento de objetivos vinculantes para la consecución de una cobertura universal en todos los Estados miembros. Aumentando su contribución a la realización universal, también fuera de su territorio, del derecho al agua y saneamiento. Millones de personas siguen sin poder acceder a los servicios de agua.

Las organizaciones participantes son APE | Aqua Publica EuropeaEAPN | Red europea de lucha contra la pobreza (@EAPNes); EEB | Oficina Europea del Medio Ambiente (@Green_Europe); EPHA | Alianza Europea por la Salud Pública (@EPHA_EU); FSESP | Federación Sindical Europea de servicios públicosCES | Confederación Europea de Sindicatos (@etuc_ces); ISP | Internacional de Servicios Públicos (@PSIglobalunion); Plataforma social (@social_platform) y WECF: Women in Europe for a Common Future (@WECF_INT) plantean tres claros objetivos:

  1. La garantía de unos servicios de agua y saneamiento para todos los ciudadanos en Europa.
  2. No a la liberalización de los servicios de agua.
  3. Acceso universal (y global) al agua y saneamiento.

 

Sigue leyendo

Ayúdanos a compartir este texto

El llamamiento de Oslo a Europa

Jürgen Habermas | Vía @repubblicait | @presseuropes

La Unión Europea recibe el premio Nobel de la Paz precisamente ahora, cuando sufre la crisis más grave de su historia. En la exposición de sus motivos, el Comité del Nobel la felicita por “haber contribuido a que la mayor parte de Europa pasara de ser un continente en guerra a un continente en paz“. Está claro que nos habría costado imaginar otros motivos para justificar la concesión de un premio Nobel de la Paz.

Sin embargo, las circunstancias de la crisis actual arrojan una luz especial sobre el significado de este Nobel, o más concretamente, sobre las repercusiones que esta decisión puede tener en la situación actual de la Unión. Personalmente, interpreto la concesión del premio Nobel de la Paz a la UE en su momento de mayor debilidad como una súplica dirigida a las élites políticas europeas, esas mismas élites que vemos cómo se comportan hoy ante la crisis sin valentía o sin visión alguna.

Más allá de los antagonismos históricos

Este premio Nobel de la Paz comunica claramente a los Gobiernos que hoy dirigen los países miembros de la unión monetaria que tienen que ir más allá de los límites de su sombra nacional y que por lo tanto es necesario hacer que el proyecto europeo avance. Este mensaje se repite claramente en al menos tres ocasiones en el propio texto del llamamiento. El Comité del Nobel comienza elogiando la reconciliación y la construcción de la paz en Europa tras la Segunda Guerra Mundial.

A continuación, el texto menciona los esfuerzos de construcción y de fomento de la democracia y de la libertad, así como los procesos de liberalización que inició la Unión Europea en los años ochenta para Grecia, España y Portugal, similares a los de los años 1989 y 1990 dirigidos a los países de Europa Central y Oriental, que más tarde formarán parte de la Unión. Unos esfuerzos que Europa debe desplegar y movilizar en los Balcanes. El Comité del premio Nobel alaba la valentía que tuvo Europa para superar los antagonismos históricos y para conseguir el éxito civilizador que constituye la ampliación de la Unión Europea, que algún día deberá incluir a Turquía.

La Europa de los ciudadanos

Pero eso no es todo. Hay que llegar a la tercera razón del Comité para encontrar la ironía que rige la concesión de este premio Nobel de la Paz a la UE. El Comité del Nobel hace referencia a la crisis económica que, en los países miembros de la eurozona, es la causa “de gran malestar y de tensiones sociales considerables” y que empuja al borde de la ruptura a una Europa que sufre la debilidad de sus líderes. Lo que está en juego, si se lee bien el texto, es el tercer principal logro de la Unión, es decir, su modelo social, basado en el Estado del bienestar.

Actualmente, nosotros, los europeos, insistimos en permanecer inmóviles y en silencio en el umbral de una Unión de dos velocidades. Por ello también interpreto la decisión de conceder el premio Nobel de la Paz a la Unión Europea como un llamamiento a la solidaridad de los ciudadanos, que deberán decir qué tipo de Europa desean tener. Sólo la profundización de las instituciones en la “KernEuropa”, el núcleo duro europeo, permitirá domar un capitalismo que se ha vuelto incontrolable y detener el proceso de destrucción interno de la Unión.

Ayúdanos a compartir este texto

Por un cambio de rumbo en la política europea

Jürgen Habermas | Peter Bofiger | Julian Nida-Rümelin | Frankfurter Allgemeine Zeitung, vía @El_Pais

La crisis del euro refleja el fracaso de una política carente de perspectiva. Al Gobierno alemán le falta el valor para superar un status quo que se ha hecho insostenible. Esa es la causa de que, a pesar de amplios programas de rescate y cumbres sobre la crisis que a estas alturas ya son casi incontables, la situación de la Eurozona haya empeorado continuamente a lo largo de los dos últimos años. Sobre Grecia, tras la debacle económica, pende la amenaza de la salida del euro, que iría vinculada a una imprevisible reacción en cadena en el resto de los Estados miembros. Italia, España y Portugal han caído en una grave recesión que constantemente empuja al alza el paro. El desfavorable desarrollo coyuntural de los países con problemas empeora la situación —de todos modos inestable— de la banca, y la creciente inseguridad respecto al futuro de la unión monetaria hace que los prestamistas cada vez sean más reacios a conceder crédito a los países con problemas. Los intereses crecientes de la deuda pública, pero también la difícil situación económica, dificultan a su vez los procesos de consolidación, que en cualquier caso no son sencillos.

Esta desestabilización que se potencia a sí misma se puede atribuir, en lo esencial, a que las estrategias para la superación de la crisis no han traspasado el umbral de profundizar las instituciones europeas. El hecho de que no haya hecho más que agudizarse —durante estos años en los que se han ensayado soluciones graduales mal concebidas— pone de manifiesto la falta de capacidad para fijar el rumbo político.

No obstante, la justificación de dar un gran paso hacia la integración no deriva únicamente de la crisis actual de la Eurozona, sino también, y en igual medida, de la necesidad de, mediante una autocapacitación de la política, volver a meter en cintura el desorden del fantasmal universo paralelo que los bancos de inversión y fondos de riesgo han construido al lado de la economía real, productora de bienes y servicios. Las medidas que se requieren son patentes. Pero no se ponen en marcha porque, por un lado, su implementación en el marco de los Estados nacionales tendría consecuencias contraproductivas y, por otro, porque las intenciones regulatorias acordadas en 2008 en la primera cumbre del G-20 en Londres requerirían una actuación coordinada en un nivel mundial que hasta el momento ha fracasado por la fragmentación política de la comunidad de Estados.

Sigue leyendo

Ayúdanos a compartir este texto

¿Quién ha tomado el relevo de la conciencia ética?

Yo viví e informé sobre Italia decenas de años. Viví la Italia con gobiernos con nueve meses de media. Era un país próspero, vivo culturalmente, con gente feliz. Había mucha política, pero tambien democracia. Curiosamente, vigilada por el entonces Partido Comunista Italiano (PCI) de Berlinguer que militaba en el eurocomunismo, un partido ético, respetado. A los funerales de Berlinguer salieron en Roma dos millones de personas a la calle, tantas como cuando Italia ganó el Mundial de Futbol. Políticos como Moro, La Malfa, Pertini etc. eran respetados por la gente. Lo de Berlusconi fue un engendro, pero no olvidemos que despues de él vinieron los herederos de Berlinguer que acabaron defraudando y dieron de nuevo luz verde a Berlusconi. Ahí acabó la política y la democracia. Su poder hipnotizó a los italianos, los vació de sus valores democráticos y los llevó a esta ruina. Me hubiese gustado hoy escuchar a mi amigo el escritor Leonardo Sciascia, conciencia crítica de Italia en aquel momento. ¿Quién ha tomado hoy el revelo de aquella conciencia ética?

***

Totalmente de acuerdo, Carlos. Creo que es urgente reforzar, como dices, la UE. No podemos tomar como excusa la crisis para arremeter contra una de las mayores conquistas políticas de los últimos siglos. La UE no es sólo un asunto económico. Hay que recordarles a los más jóvenes que la Historia de Europa fue una historia de guerras sin fin. Sin ella volvería el peligro de volver a enzarzarnos en disputas. Lo digo porque siento en el aire demasiado desaliento sobre la UE y como ganas de volver a la estrecha política nacional o local. Sería una vuelta atrás sangrante. Si acaso la Unión debería tener mayores poderes, para empezar, contra los desvios de los financieros, ese terrible poder paralelo, que me recuerda en parte el tremendo poder paralelo de la mafia siciliana que fue la que le dió por primera vez el mando a Berlusconi. !Y fue en las urnas! No podemos, ni frente a la peor de las crisis perder la memoria histórica. Es la primera vez que Europa lleva decenas de años sin una guerra. La antigua Yugoslavia no estaba integrada en la UE. De haberlo estado quizás se hubiesen ahorrado la tragedia.

Son dos de las intervenciones realizadas por Juan Arias, en el debate: ¿Es un acierto o un error que tecnócratas presidan Gobiernos europeos?. Si pueden, no se pierdan el resto. (vía @elpais_inter)

Ayúdanos a compartir este texto

Entrevista a Eric Hobsbawm sobre marxismo hoy, UE y crisis

Por su innegable interés tanto por los temas que aborda así como por la capacidad intelectual y de aprendizaje del  autor, copio y pego esta entrevista realizada por El blog de Beppe Grillo (IT) a Eric Hobsbawm para hablar del sobre el marxismo hoy, la Unión Europea y la crisis económica.

Eric Hobsbawm: Soy Eric Hobsbawm, un historiador muy viejo. Por casualidad os he llamado en el mismo día en que celebro mi cumpleaños 94. Durante toda mi vida escribí principalmente sobre la historia de los movimientos sociales, la historia general de Europa y del mundo en los Siglos XIX y XX. Pienso que todos mis libros están traducidos al italiano y algunos fueron hasta bastante bien recibidos.

Blog: ¿El marxismo puede ser considerado como un fenómeno post-ideológico?

E.H.: Yo no he usado exactamente la expresión “fenómeno post-ideológico” para el marxismo, aunque es verdad que, actualmente, el marxismo dejó de ser el principal sistema de ideas asociado a los grandes movimientos políticos de masas en toda Europa. A pesar de eso, pienso que sobreviven algunos pequeños movimientos marxistas. En este sentido, hubo un gran cambio en el papel político que el marxismo desempeña en la política de Europa. Hay otras partes del mundo, por ejemplo América Latina, en que las cosas no pasaron del mismo modo. A consecuencia de aquel cambio, en mi opinión, es que ahora todos podemos concentrarnos más y mejor en los cambios permanentes que el marxismo provocó, en las conquistas permanentes del marxismo.

Esas conquistas permanentes, en mi opinión, son las siguientes. Primero, Marx introdujo algo que fue considerado una novedad y que todavía no se realizó completamente, a saber, la creencia de que el sistema económico que conocemos no es permanente ni destinado a durar eternamente; que es apenas una fase, una etapa en el desenvolvimiento histórico que ocurre de un determinado modo y dejará de existir y convertirse en otra cosa a lo largo del tiempo.

Segundo, pienso que Marx se concentró en el análisis del específico modus operando, de la forma como el sistema funcionó y desarrolló. En particular, se concentró en el curioso y discontinuo modo a través del cual el sistema creció y desarrolló contradicciones, que a su vez producirían grandes crisis.

La principal ventaja del análisis que el marxismo permite hacer es que considera al capitalismo como un sistema que origina periódicamente contradicciones internas que generan crisis de diferentes tipos que, a su vez, tienen que ser superadas mediante una transformación básica o alguna modificación menor del sistema. Se trata de esta discontinuidad, de este asumir que el capitalismo funciona no como sistema que tiende a auto estabilizarse, sino que es siempre inestable y eventualmente, por lo tanto, requiere grandes cambios. Ese es el principal elemento que todavía sobrevive del marxismo.

Tercero, y considero que ahí está la preciosidad de lo que se podría llamar de fenómeno ideológico, el marxismo está basado, para muchos marxistas, en un sentido profundo de la injusticia social, de indignación contra la desigualdad social entre los pobres y los ricos y poderosos.

Cuarto y último, pienso que tal vez se debe considerar un elemento, que Marx tal vez no reconociese pero que estuvo siempre presente en el marxismo: un elemento de utopía. La idea de que, de un modo o de otro, la sociedad llegará a una sociedad mejor, más humana, de lo que es la sociedad en la cual todos vivimos actualmente.

Sigue leyendo

Ayúdanos a compartir este texto