El mejor traficante de armas abandona La Moncloa

Antes de que usted comience a fortificar una agenda de contactos que le permita fortalecer su cuenta corriente le quiero hacer una proposición muy honesta, señor presidente del gobierno español. Le propongo que me acompañe a visitar algunos de los países en guerra o con conflictos internos o vecinales a los que su gobierno ha vendido armas en los últimos años, violando la ley de control de armas aprobada por el parlamento español en diciembre de 2007.

(…)

Usted ha vendido armas a Libia, Egipto, Argelia, Marruecos, Túnez, Arabia Saudita, Bahrein, Israel y otros países que violan sistemáticamente los derechos humanos. Su gobierno tuvo la desfachatez de revocar las dos últimas licencias en vigor de exportación de armas a Libia cuando sólo faltaba por ejecutar el 0,36% del contrato. Es decir, inundaron Libia de armas que el gobierno de Muamar el Gadafi utilizó contra sus ciudadanos y después volvieron a aparecer como los paladines de la no violencia. Amnistía Internacional, Intermón Oxfam, Greenpeace y Fundació per la Pau, cuatro organizaciones humanitarias no gubernamentales muy prestigiosas, han presentado informes exhaustivos desde la entrada en vigor de la  Ley de Comercio Exterior de Material de Defensa y Doble Uso (ley 53/2007) en diciembre de 2007 en los que se remarcan “las transferencias a destinos preocupantes sin que se conozcan los criterios que han permitido estas exportaciones, según lo establecido por la ley”.

(…)

Todos ustedes conspiraron para sepultar el caso Couso bajo un manto de silencio. Se me ocurren palabras muy duras para denominar estos comportamientos. Pero la sobriedad sólo me permite llamarles cobardes. Eso sí, COBARDES con mayúsculas.

(…)

Simplemente soy un ciudadano indignado (mi indignación tampoco empezó el 15 de mayo sino hace muchos años) y me presento ante usted con una oferta original: pasearle por este mundo inestable para que vea con sus propios ojos y no con los ojos de empresarios codiciosos, periodistas que escriben al dictado o asesores remilgosos y pelotas para qué sirve la política militarista que usted ha liderado durante los últimos años.

La carta completa de Gervasio Sánchez a ZP es demoledora.

Ayúdanos a compartir este texto

Los próximos aliados económicos de España son regímenes autoritarios

Zapatero está de viaje por Catar y Emiratos Árabes. En plena «ola democrática» en países de la zona, según sabemos por el comunicado de Moncloa, la visita «tiene un marcado carácter económico».  Ambos países están hasta las cejas de petróleo y gas natural. Ambos países son especialmente interesantes para la inversión de empresas españolas. Ambos países se dotan de abundantes «fondos soberanos y grandes recursos financieros». ¿Todo encaja? No. Los países que busca el Presidente del Gobierno de España como «aliados económicos» se caracterizan por mantener el mismo perfil en la gestión política de sus comunidades: son regímenes autoritarios. Pero eso, en los tiempos que corren, apenas importa y, además existe ya el precedente del imperialismo chino. Al menos, que nuestras incoherencias se hagan públicas: mantener nuestro status quo pasa necesariamente por no saber «lo que hace nuestra mano derecha».


Ver Regímenes autoritarios en el mundo en un mapa más grande

Catar | Población sometida: 1.409.423 Hab. (2009) Emiratos Árabes | Población sometida: 4.588.697 (2006 Censo). 

No tienen instituciones elegidas democráticamente ni partidos políticos. La libre asociación es restringida y los derechos de los trabajadores son bastante limitados. Se tolera la trata de blancas y el trabajo infantil. La Libertad de expresión es un derecho limitado con un total control y censura. Es una práctica común que se retengan los pasaportes de los empleados por la duración del contrato para evitar que estos cambien de empleo.

Más información en el Informe anual sobre violaciones de los derechos sindicales. Catar | Emiratos Árabes.

Ayúdanos a compartir este texto

Pacto Social 2011

Este es el texto del Acuerdo Social y Económico alcanzado en la madrugada de hoy entre Gobierno, CCOO y UGT y Patronal. El acuerdo consta de tres partes. En la primera se aborda: Pensiones (acuerdo para la reforma y fortalecimiento del sistema público de pensiones); acuerdo sobre políticas activas de empleo y otras materias de índole laboral y el acuerdo sobre política industrial, política energética y política de innovación. La segunda parte, es el compromiso entre gobierno y sindicatos para el tratamiento de cuestiones relativas a la Función Pública. Y por último, la tercer parte es el acuerdo entre sindicato y patronal sobre criterios básicos para la reforma de la negociación coletiva.

Hoy, los máximo órganos de dirección entre Congresos, de las organizaciones sindicales, debatirán y votarán la propuesta del llamado Pacto Social. No se preveé un debate sin controversia, como también sucede en el conjunto de la sociedad. El Acuerdo que se propone en España afecta a millones de personas, es de profundo calado, (casi) integral y que atiende las debilidades estructurales, los desajustes socioeconómicos y los graves efectos de la crisis. Pasado mañana, pase lo que pase, se escenificará su firma en La Moncloa. Habrá que leerlo para crearnos una opinión.

Ayúdanos a compartir este texto

¿Para qué sirve un discurso de investidura?

Me hago una idea de lo que es un discurso de investidura, lo que todavía no tengo muy clara es para qué sirve. Os pongo un ejemplo con algunos párrafos de lo dicho, hace apenas 2 años, por el Presidente Zapatero:

«Pido su confianza para proseguir durante los cuatro próximos años el crecimiento y la prosperidad de España, y para superar de la mano de empresarios y trabajadores la fase de desaceleración económica que atraviesa nuestra economía en el contexto mundial.

En los últimos cuatro años hemos crecido más y hemos creado más empleo que cualquier país de nuestro entorno. Hemos sabido ser fieles al compromiso de estabilidad presupuestaria, hemos sido capaces de ahorrar y de disminuir la deuda pública, y, por todo ello, en 2008 España tiene una economía más fuerte que en 2004.

La repercusión de la crisis mundial sobre nuestra economía está amortiguada porque nuestro país afronta esta coyuntura en buena situación, con unos fundamentos económicos robustos. Tenemos, además, la oportunidad de utilizar este reto para reforzar nuestra capacidad de crecimiento y mejora del bienestar de los ciudadanos. Lo lograremos si somos capaces de articular las políticas y respuestas adecuadas.

La política económica del Gobierno irá dirigida a reforzar las capacidades de crecimiento de nuestra economía y lo haremos guiándonos por tres principios esenciales: primero, una política fiscal y presupuestaria cauta y prudente; segundo, una política económica que refuerce la competitividad de nuestro aparato productivo y reduzca de forma paulatina nuestro diferencial de inflación, y, tercero, un diálogo permanente con los agentes económicos que involucre a todos quienes tenemos responsabilidades en el devenir económico de nuestro país.

Los superávits acumulados en los últimos años permitirán absorber el impacto que una menor actividad en la economía pudiera tener sobre los ingresos públicos y el aumento de algunos gastos ligados a la protección social sin necesidad, ni de subir impuestos, ni de imponer recortes sociales.

Sigue leyendo

Ayúdanos a compartir este texto

No acepto vuestras disculpas

I'm sorry...

Campaña de recibimiento de Greenpeace International en el aeropuerto de Copenhagen previa a la celebración de la XV Conferencia Internacional sobre el Cambio Climático, organizada por la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) que pretende renovar el incumplido Protocolo de Kioto y atajar, con compromisos claros y medidas necesarias, la actual crisis climática.

Además de Zapatero, pueden verse los retratos del norteamericano Obama, la alemana Merkel, el francés Sarkozy, el británico Brown, el brasileño Lula, el polaco Tusk y el canadiense Harpe.

Yo no acepto vuestras disculpas, lo siento. El tiempo se agota: ya es el momento, y lo saben. Hagan lo que hagan, pasarán a la historia. Esta cumbre está emplazada a dar respuesta al principal reto de nuestra época.

Ayúdanos a compartir este texto